El sacerdote católico de la parroquia La Salle de la ciudad de Monclova, Lázaro Hernández Soto, pidió perdón a las mujeres y aseguró que no las quiso ofender pues solo quería instarlas a reflexionar para que no aborten.

Adujo la polémica que se desató a que sacaron sus palabras de contexto, pues nada más pretendía hacerlas reflexionar para que “salven a sus bebés, que son seres indefensos”.

Te puede interesar: Sacerdote dice que es mejor “matar a las hijas” antes de que decidan abortar

El padre Lázaro causo polémica luego de que en la homilía del pasado domingo, al criticar la despenalización del aborto por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), afirmó que era mejor que los padres mataran a sus hijas en lugar de que estas interrumpieran el embarazo.

“Una mujer que aborta ya no sirve para nada”, dijo entonces.

Sus afirmaciones fueron grabadas y reproducidas en redes sociales, además han recibido infinidad de críticas, aunque también muestras de respaldo de sus feligreses.

Fuente: El Universal