Gracias a las redes sociales, una madre se reencontró con su hija, quien hace 14 años fue secuestrada en su casa en Florida, Estados Unidos, y se encontraba en México.

El viernes pasado, 10 de septiembre, por fin terminó la angustia para Angélica Vences Salgado, de origen mexicano, y Jacqueline Hernández, quien en 2007, cuando era una niña y tenía seis años de edad, su sustraída de su hogar, hecho que celebró la Policía de Clermont, la cual llevaba el caso.

La joven, quien ahora tiene 19 años, habría sido secuestrada por su padre, Pablo Henry Hernández, quien se le habría llevado a México, por lo cual existe una orden de aprehensión en su contra, detalló este martes, 14 de septiembre a EFE la sargento Erin Razo.

De acuerdo con la Policía de Clermont, a inicios de septiembre Angélica Vences Salgado los llamó para decirles que una mujer, quien dijo ser su hija, la había contactado a través de las redes sociales y le pidió encontrarse en la frontera con México.

“La mujer le dijo que estaba en México y solicitó que se reuniera con ella en un punto de entrada a Estados Unidos, en Laredo (Texas), el 10 de septiembre pasado“, detalló la Policía.

Autoridades federales, estatales y locales coordinaron un plan para “interceptar” a la supuesta víctima y determinar su identidad.

La tarde del pasado 10 de septiembre madre e hija finalmente se volvieron a reunir después de 14 años de que la joven fuera secuestrada.

La autoridad subrayó que, basado en la documentación proporcionada por las diversas agencias, “determinaron que la mujer es efectivamente Jacqueline Hernández, quien fue secuestrada de su madre en 2007″.

Detallaron que esta reunión fue posible gracias a la colaboración de las autoridades federales y a las de Florida y Texas, entre ellas la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés), el Departamento de Policía de Laredo y la Oficina del Alguacil del condado de Orange (Florida).

“Este es un excelente ejemplo de lo que se puede lograr cuando múltiples agencias para el cumplimiento de la ley y sus respectivas comunidades trabajan juntas en cooperación y mantienen líneas abiertas de comunicación”, manifestó Charles Broadway, jefe de policía de Clermort.

Explicó que varias agencias en diferentes condados y estados pudieron crear un “multiplicador de fuerza” para reunir a la víctima con su madre.

Fuente: Radio Fórmula