¿Con qué ojos Petra?

¿Con qué ojos Petra?
Imagen de: 90 grados

¿Con qué ojos Petra?

Dicen las malas lenguas que a más de un militante de lo que aún queda del PRD hizo reír la noticia dada a conocer por Juan Bernardo Corona Martínez, quien escribió en sus Redes Sociales que buscará la candidatura del Sol Azteca al gobierno estatal.

Según notificó el ex secretario de seguridad de Silvano Aureoles Conejo, recorrerá la geografía de Michoacán para pedirles a los pocos que aún se atrevan a decir que son perredistas que le den su voto y él pueda ser el abanderado del Partido de la Revolución Democrática.

La apuesta que tiene Corona Martínez es difícil de comprender ya que en todos los cargos que ha ocupado al menos en los últimos años ha salido con más pena que gloria.

Fue diputado local y llego de manera plurinominal es decir que nadie voto por él, dejó el cargo para irse de secretario de seguridad pública y para especialistas en temas de seguridad no pudo con el encargo, por los malos resultados y para hacerle un favor el gobernador lo colocó en el cargo de líder estatal del PRD dónde en tan pocos meses logró generar todo tipo de pleitos entre los militantes y para muchos el cargo únicamente lo usó para cuestionar al gobierno de AMLO y no para resolver los eternos problemas de los perredistas de Michoacán quienes exigían a gritos la salida de Corona.

Un buen día, y ante los pésimos resultados el ex diputado local, fue removido del cargo y dejando en resumen un PRD más dividido y confrontado de como él lo recibió.

¿Quién será el asesor de Juan Bernardo? ¿Quién le habrá dicho que tiene la oportunidad de ser el candidato del PRD? Tal parece que más bien el ex líder estatal del PRD lo que busca es presionar a los incondicionales de Silvano para que le den de nueva cuenta una diputación federal por la vía Plurinominal.

El tiempo nos dará la razón pero mientras son peras o manzanas Juan Bernardo en plena época de pandemia se va a recorrer Michoacán y nadie sabe cuánto ni de dónde sacará dinero para su tour por la entidad.
Ni modo, ya lo mordió la viborita feliz.

Te puede interesar: Mega asalto de turistas y nadie denunció