La base de la policía municipal de Cuitzeo fue atacada a balazos por civiles armados, por fortuna no hubo personas heridas ni fallecidas.

Es episodio se registró cuando una camioneta con civiles armados llegaron al exterior de la comandancia y abrieron fuego con armas largas.

Fueron varios minutos de miedo y terror los que vivieron algunos oficiales que se encontraban al interior, quienes solicitaban apoyo vía radio y telefónica.

En pocos minutos llegaron varias patrullas de la policía Michoacán, Guardia Nacional (GN), y Ejército Mexicano pero ya no estaban los presuntos sicarios.

Los representantes del la ley iniciaron un operativo de búsqueda pero hasta el momento no se ha tenido resultados positivos.

A decir que algunos testigos eran al menos cinco personas a bordo de una camioneta tipo estaquitas y que huyeron tras vacía sus cargadores en contra de la base de los uniformados.

Hasta el momento ningún grupo delictivo se ha adjudicado este ataque.