Análisis del 1er debate en Michoacán
Análisis del 1er debate en Michoacán

Esfera Pública

Arranques de campaña a media noche.

 Christián Gutiérrez.

Me sigo preguntando, ¿por qué deciden las candidatas y candidatos (candidat@s) arrancar sus campañas electorales a media noche? El horario es incomodísimo, sobre todo, dudo que tengan el verdadero deseo de comunicarse con los ciudadanos que aún no deciden su voto.

En realidad, solo le hablan (que no es lo mismo que dialogar) a los militantes de sus partidos y quizá, a las personas que están interesadas e involucradas con los temas de la política y las campañas. 

Pregúntele usted a un ciudadano común si está pendiente de la política y de las campañas a la media noche y a través de qué medios lo hacen.

Este tema, me gusta explicarlo hablando sobre: posicionamiento de mensaje político.

Primero, el posicionamiento es: “ese lugar que ocupa tú marca en la mente de las personas”. Y los ejercicios para conocer el posicionamiento son muy sencillos. Mire…

Pregunte a un amig@, en qué café piensa cuando usted le dice: “te invito un café”. El café que venga a la mente de esa persona, es el posicionamiento que tiene esa marca de café. Así de simple.

Pregunte a su amistad, este lunes por ahí de las 7 u 8 de la mañana, ¿qué arranque de campaña te pareció mejor, más atractivo, con un mensaje más empático y creíble?

Estoy seguro, que un ciudadano común -que no sea militante de un partido o alguien que sigue los temas de política- le respondería: “no lo sé, no me enteré de esos arranques de campaña a media noche”.

Veamos otro escenario.

Lore, una amiga de Veracruz me comentó en twitter: “quieren ser los primeros en dar nota”. Esto, puede ser que suceda, pero también habría que saber, qué tipo de nota dan (buena, neutral, mala). En las redes sociales, con seguridad aparecerán sus fotografías y sus narrativas del evento. Sin embargo, los aspectos del evento solo serán vistos por los integrantes de su propio partido y uno que otro trasnochado. 

Puede ser que unas horas después, por la mañana, algunos medios de comunicación o portales de noticias publiciten el arranque de campaña, sobre todo si hay convenios para manejo de información. Esto puede suceder, pero también es necesario preguntarse y responderse, qué impacto dejó esa nota en la gente ordinaria, en aquellos que no han decidido su voto.

Lo que algunos cuartos de campaña no han logrado entender es que, el posicionamiento de una marca, no tiene que ver con “salir primero” para ganar una presunta posición.

Segundo: lo que se tiene que posicionar en la mente de los votantes, es un mensaje; pero un mensaje completo. El mensaje estratégico es aquel que llega en el momento adecuado, a la audiencia específica y con una sola idea central.

Mire usted, por ejemplo: si la nota periodística o en las redes solo dice algo como: “Juanito arrancó campaña a las 00:01 hrs entre tambora, confeti y en una gran fiesta con los integrantes de su equipo de campaña y de partido”, entonces esto será –quizá- lo único recordado. 

Si en la casa de campaña trazaron este objetivo, entonces hicieron lo correcto. Pero si en realidad el objetivo que se tiene es ganar la simpatía de la gente que aún no los conoce o ganar a la gente que está indecisa para votar, entonces lo que se hizo fue en vano. No sirve.

Esta parte de la comunicación política se entiende de manera muy simple y lo reitero porque les servirá para comunicar en sus campañas: se trata de construir un mensaje (va más allá de un discurso leído o improvisado); determinar a qué audiencia se le envía, a través de que medio y qué responde esa audiencia, para iniciar una conversación (ida-vuelta-ida).

Sería interesante que los candidat@s que iniciaron sus campañas a media noche hagan una reunión y se evalúen respondiendo a preguntas simples como: 

  1. ¿Qué objetivos deseábamos comunicar?
  2. ¿Cómo deseábamos ser recordados después del evento de media noche?
  3. ¿Qué comunicamos en realidad en el evento de media noche?
  4. ¿Cómo nos están recordando las audiencias después del evento de media noche?

Sigo pensando que hacer este tipo de eventos, es operar con ideas y esquemas de “comunicación política” del pasado. 

No les veo ninguna utilidad para transmitir un mensaje persuasivo. 

Pregunta de neuromarketing político para analizar el arranque de media noche: 

¿Qué dolor cura o aminora en el votante el evento de media noche?

Si no curó dolor, no sirvió. Repito: Si no curó dolor, no sirvió.

Ya iré analizando el desarrollo de las campañas de comunicación política y les compartiré mis impresiones.

* El autor es consultor, estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

WhatsApp: 443 3181742