Luego de que el lunes anunció que dio positivo a covid-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó su satisfacción de estar recuperándose de dicha enfermedad.

Mediante un videomensaje, el mandatario sostuvo que vivió en carne propia los efectos de la variante Ómicron, la cual, dijo, es menos agresiva que Delta.

«Me da mucho gusto comunicarme con ustedes para compartir mi satisfacción, porque voy saliendo del covid. También quiero compartir esta información con ustedes porque considero que es bastante alentador el poder comprobar en carne propia que esta variante del covid-19 no tiene la letalidad, la peligrosidad de la variante anterior, Delta”, mencionó.

En la grabación en la que se le ve sin cubrebocas y con menos ronquera, explicó que Ómicron le produjo síntomas leves, “es el equivalente a una gripe”, por lo que no tuvo un tratamiento especial, sino que bastó con reposo y paracetamol.

Indicó además que no presentó dolores de cabeza ni falta de oxigenación, sólo una ronquera que comienza a ceder y un ardor de garganta.

«Llevo 4 días y ya estoy bien, aunque desde luego si me hago la prueba voy a salir positivo, pero ya no tengo síntomas que me puedan preocupar y no he tomado medicamentos especiales», mencionó y agregó que evitó tomar antivirales ya aprobados para tratar el covid-19, pues «deben de aplicarse más a quienes tienen enfermedades crónicas y a la gente mayor».

En torno a las hospitalizaciones y defunciones que pudiera provocar esta nueva ola de contagios por SARS-CoV-2 en México, López Obrador dijo que si bien ha habido un incremento en los casos positivos, confió en que los otros dos rubros no suban.

Fuente: Excelsior