VIDEO: Encargan perritos en pensión y se los regresan muertos

-




Una familia encargó a sus perritos Nala, una bóxer y Tango, un bulldog, en una pensión de mascotas, pero le regresaron muertos a ambos.

A través de redes sociales los dueños denunciaron que contrataron los servicios de la guardería y hotel de perros «Doggy City», ubicado en Colonia Tierra Nueva, Alcaldía Xochimilco. Después de viralizarse el caso, las redes sociales del lugar fueron dadas de baja.

Es preciso mencionar que antes de irse de vacaciones, los dueños de Nala y Tango, los dejaron en la guardería, en donde les brindarían el cuidado adecuado mientras ellos se encontraban de viaje.

Sin embargo, el lunes 25 de marzo, el encargado del lugar, Alfredo «A», recogió a los perritos para llevarlos a la guardería. Al principio todo parecía ir bien, ya que a través de mensajes le informaba a los dueños el estado de sus mascotas.

Pero, a partir del día miércoles dejaron de recibir mensajes sobre el estado de Nala y Tango y a pesar de que intentaron contactar al encargado, este no les respondió las llamadas ni los mensajes. Y supieron nuevamente de él cuando los contacto a las 10:00 horas del viernes 29 de marzo.

En ese instante, el mensaje del encargado le dijo a los dueños lo siguiente: «Tengo un problemita con tus perritos, están muertos», y sin más explicación de cuándo o cómo sucedieron los hechos.

También te podría interesar: Difunden fotos y testimonio del presunto maltrato en «La casa que Maulla A.C.»

Alfredo «A», es a quien la dueña de los lomitos señala como el responsable de la muerte de Nala y Tango, pues el mismo llevó a los perritos al domicilio de los dueños para entregar sus cuerpos sin vida, en ese momento la familia lo confrontó sobre los hechos ocurridos con sus perritos.

Ante esto, Alfredo «A» intentó justificarse y deslindarse de la muerte de los perritos.

Primero dijo que los perros murieron dormidos en una jaula, probablemente por un golpe de calor. Después mencionó que tal vez murieron asfixiados luego de jalarse uno al otro. El sujeto comentó que los metió a una jaula porque uno de los perros estaba ladrando y no quería molestar a sus vecinos.

Sin embargo, los dueños de los lomitos denunciaron que Nala y Tango presentaban marcas de violencia y tortura. Por lo que decidieron llamar a las autoridades para denunciar el maltrato de sus mascotas y su asesinato.

Hasta el momento no han detenido al presunto responsable, solamente abrieron una carpeta de investigación por los delitos de maltrato animal.

Cabe mencionar que la familia espera que después de los peritajes y las autopsias realizadas a los perritos pueda hacerse justicia y que asimismo se castigue al encargado de la guardería por su responsabilidad de los hechos de violencia cometidos.

Fuente: Diario de Yucatán




Síguenos en Google News para mantenerte informado: CB Televisión

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!