Silvano ve como algo normal que haya embolsados en Michoacán
Silvano ve como algo normal que haya embolsados en Michoacán

Dicen las malas lenguas que de nueva cuenta el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, hizo una de esas declaraciones que nos deja pensando si en verdad toma con seriedad su responsabilidad en la entidad.

Al ser cuestionado sobre la grave inseguridad en el municipio de Zamora, Silvano respondió que es normal que haya embolsados en la entidad.

De forma textual dijo: “Dos es normal. Uno que fuera, es doloroso, pero eso es magnificar. Que hay ocho o seis. Tú ni vives allá (increpó al reportero) nomás agarras por ahí datos al aire, por eso quieres andar magnificando”, expresó el gobernador perredista.
A través de un video que circula en redes sociales, el gobernador reviró a un periodista que lo cuestionó respecto a dos embolsados que aparecieron en la entidad, para lo cual Silvano de forma irónica reconoció que se volvió parte de la normalidad michoacana el hecho de que aparezcan cadáveres en la entidad.

También te puede interesar: Pese a crecimiento en muertes y contagios de Covid-19 precandidatos a gobernador ignoran mediadas sanitarias

Los números no mienten, según cifras proporcionadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales indican que desde 2015 hubo una reducción a la incidencia delictiva, pero un incremento considerable en los homicidios en Michoacán. Dichos datos están medidos por cada 100,000 habitantes y expresan un avance parcial en materia de seguridad, pues esta entidad continua siendo de las más peligrosas en México.

De acuerdo con las cifras del Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), Uruapan, Zamora, Sahuayo, Apatzingán, Jacona, Lázaro Cárdenas, Buenavista, Tarímbaro y Ziracuaretiro son de los municipios de la entidad con más registro de asesinatos, donde dicha violencia se puede explicar por los enfrentamientos entre dos cárteles de la droga rivales.

Al analizar estas cifras pareciera que Silvano dice la verdad y en su mandato ya es normal ver tantos embolsados en Michoacán.
Lo malo no es solo la ligereza de la declaración del gobernador, sino que en todos lados se burlaron de lo dicho por Silvano.

Cómo dice la vieja frase que mil veces escuchamos de las abuelas “para vergüenzas no gana uno”.

Ni modo ya lo mordió la viborita feliz.