Después de que se lograra la despenalización del aborto en el Estado de Veracruz, las mujeres feministas michoacanas emitieron su posicionamiento sobre la gran deuda que aún tiene el estado para con ellas.

Con 25 votos a favor, 13 en contra y una abstención, el Congreso del Estado de Veracruz aprobó despenalizar el aborto en el estado, sumándose así junto con Hidalgo, Oaxaca y la Ciudad de México a la lista de entidades donde la interrupción legal y voluntaria del embarazo es un derecho para todas las mujeres.
 
En Michoacán, las diputadas y diputados de la LXXIV legislatura no dan señales de interés en este tema. A pesar de que en febrero pasado ILEMich redactó y presentó la primera iniciativa ciudadana en materia de aborto voluntario, la Comisión de Justicia dejó pasar el plazo legal de 90 días contemplado en el artículo 243º de la Ley Orgánica y de Procedimientos del Congreso del Estado de Michoacán de Ocampo, que establece que “las comisiones a las que se turnen iniciativas y demás asuntos a consideración del Pleno, deben rendir su dictamen al Congreso por escrito, dentro de los noventa días hábiles siguientes a su recepción”.

Este plazo venció el pasado 1º de julio y la comisión no solicitó prórroga alguna ni tampoco se posicionó al respecto.
 
Antes ya habían sido presentadas dos iniciativas que buscaban derogar el delito de aborto voluntario del Código Penal estatal, una en 2019 y otra en 2020, que también fueron ignoradas.
 
Aunque al momento de recibir la iniciativa de ILEMich el diputado Octavio Ocampo Córdova, entonces presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, se comprometió a tratar la iniciativa “de forma igual que cualquier otra que presente cualquier diputado o diputada, o incluso el propio Poder Ejecutivo”, las 23 colectivas michoacanas que trabajaron la propuesta no recibieron notificación en ningún momento del proceso. Más allá, la solicitud de acceso a la información pública que las agrupaciones feministas presentaron para conocer el estado que guardaba la iniciativa y la fecha exacta del vencimiento del plazo fue ignorada y sólo se pudo obtener una respuesta cuando el requerimiento escaló hasta ser un mandato del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP).
 
El pasado 30 de junio, el aborto voluntario fue despenalizado hasta la semana 12.6 en el estado de Hidalgo, convirtiéndose así en la tercera entidad del país en reconocer este derecho sexual y reproductivo de las mujeres, junto con Oaxaca y la Ciudad de México.
 
A pesar del contexto conservador, las colectivas feministas siguen en pie de lucha e insistirán hasta que el aborto voluntario en Michoacán sea un derecho reconocido y garantizado para todas las mujeres de la entidad.