Los jóvenes escriben...

¿Qué significan los sueños?

Por Lía Gutiérrez

La gran mayoría de personas nos hemos hecho un sinfín de preguntas en torno al misterio que envuelve a los sueños, lo más común: el origen y el significado.

De cierta forma, los sueños pueden llegar a afectarnos en las decisiones que tomamos a diario, y es por eso que les damos cierta importancia.

Por esta razón, se han creado manuales y diccionarios que van desde el esoterismo hasta la psicología, en los cuales, a su manera, tratan de definir lo que los sueños representan.

Para algunos, estas imágenes oníricas, son una “revelación profética”. Creen que al poder descifrar el sueño, podrán predecir un suceso futuro.

Un ejemplo muy conocido es el soñar que se te caen los dientes. Se dice que es de mal “augurio” pues presagia la muerte de alguien cercano, así como enfermedades o malas noticias.

Pero no solo eso, también hay sueños que “predicen” sucesos más afortunados como: visitas, nacimientos, dinero…

Por otro lado, hay quienes tienen pesadillas recurrentes y se encuentran convencidos de que demonios, monstruos o fantasmas buscan “atormentarlos” presentándose a través de ellos.

Asimismo, muchos otros han decidido no tomarle importancia, pues creen que la extrañeza de sus sueños se debe a algo que leyeron, escucharon, vieron o consumieron antes de ir a dormir.

Pues bien, todas estas son solo teorías, pero todo tiene una explicación, aunque aún hay varias cosas que al día de hoy siguen sin resolverse, no tiene nada que ver con lo sobrenatural.

En primera, tenemos que entender cómo es dormir:

El sueño se divide en dos etapas, REM Y NREM, las cuales tienen varias fases que se repiten en varios ciclos y son las responsables de que entremos en proceso de recuperación.

Las primeras cuatro fases del sueño se encuentran dentro de la etapa NREM, en donde los movimientos oculares son más lentos.

Fase 1: es cuando el sueño es liviano y cualquier sonido o movimiento te puede despertar, dura apenas unos cuantos minutos y el cuerpo comienza a entrar lentamente en un estado de reposo.

Fase 2: en esta, sigue siendo fácil que logres despertar con estímulos externos, dura de 10 a 20 minutos, la actividad fisiológica disminuye aún más consiguiendo así, entrar en un proceso de relajación.

Fase 3: en este punto, es difícil despertar, pues se ingresó al sueño profundo. Tiene una duración de 15 a 30 minutos y los músculos ya alcanzaron la relajación completa.

Fase 4: durante esta fase, ya se ha alcanzado el sueño profundo. La duración va de 15 a 30 minutos y es muy difícil que algo pueda despertar a la persona, por eso, es común que algunos puedan presentar aquí sonambulismo o puedan mojar la cama.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Conoces la leyenda del triángulo de verano?

La última fase se encuentra dentro de la etapa REM, en donde los movimientos oculares son rápidos.

Fase sueño: durante todas las fases se presentan sueños, pero dentro de esta, los sueños son más vívidos y son los que podemos recordar. Esta fase comienza 90 minutos después de empezar a dormir, es muy difícil despertar en este punto, el movimiento de los ojos es muy rápido, además la respiración y frecuencia cardiaca va en aumento y diminución constante.

De forma ideal, para alcanzar el correcto descanso, todas estas fases se tienen que repetir en cuatro o cinco ciclos. Dormir poco disminuye la cantidad de ciclos y por tanto propicia alucinaciones, cansancio y aumento de peso.

Ahora que sabemos esto, podemos entender más qué es un sueño:

Muchos estudiosos, han creado diversas teorías en las que explican que los sueños son una reinterpretación de nuestro consciente e inconsciente, es decir, lo que vivimos en la realidad y nuestros miedos y deseos ocultos.

Entonces todo es muy sencillo; los sueños serían una manifestación de imágenes y sensaciones que se proyectan en nuestra mente durante el proceso de sueño, como una película, reuniendo todo lo que vivimos y pensamos.

En los sueños podemos ver de una forma “distorsionada”, lo que hicimos durante el día o una situación que nos preocupa.

Para muchos, es muy común soñar con que su pareja les es infiel, y no es que lo sea, solo es que la persona tiene miedo a que ocurra.

Otra sueño bastante común, es el de estar desnudos frente a un determinado número de personas y no es otra cosa más que el sentirse vulnerable o temer a que nos conozcan como en realidad somos.

Y así un sinnúmero de sueños. Basta con reflexionar y entendernos  a nosotros mismos para saber su significado.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar