Internacionales

Permanece encerrado casi un mes en un baño oscuro para ganar una apuesta

Permanece encerrado casi un mes en un baño oscuro para ganar una apuesta

Rich Alati, un jugador de póquer estadunidense pasó 20 días encerrado en un baño sin luz y ganó 62 mil 400 dólares.

De acuerdo con información de The Action Network, la apuesta inicial consistía en pasar un mes entero en el cuarto por 100 mil dólares, pero ambos jugadores decidieron en acuerdo mutuo rebajar el premio y salir antes de tiempo.

Según Alati, en septiembre mantuvo una conversación con otro jugador profesional de póquer, Rory Young, que le preguntó cuánto tiempo podía sobrevivir en completa oscuridad en un espacio confinado, a lo que respondió que “un mes”, por lo que ambos acordaron hacer una apuesta.

Rentaron un cuarto en Las Vegas, sellaron el baño con paneles para que no entrara nada luz e instalaron cámaras infrarrojas para grabar todo lo que pasaba dentro. Una de las cámaras permitía también transmitir voz. Además de Rory Young, su padre y hermana tenían autorización para contemplar cómo pasaba Alati por aquel trance.

Según Alati, el yoga y la meditación le ayudaron a pasar aquellos 20 días.

Sabía cómo entrenar mis pensamientos para ser positivo cuando lo necesitaba, lo que me ayudó de tener éxito”, explica el ganador, que asegura que practica yoga desde hace seis años .

Durante su encierro el hombre siguió una rutina estricta, se despertaba, se bañaba y se duchaba, después comía y hacía ejercicios. Cuando le traían la comida, el hombre se movía a una parte aislada del cuarto. Cada día dormía entre 6 y 12 horas.

Te podría interesar: Ladrones atan a una familia para robar su casa, la policía los sorprende

Después del día 14, Rory Young le propuso parar la apuesta y pagarle 25 mil de dólares, pero Alati rechazó la oferta porque la suma “era demasiado baja”. El día 20, el 10 de diciembre Young le ofreció 62 mil y después de una pequeña negociación el jugador aceptó.

Cuando salió, el ganador se vio obligado a usar lentes de sol para protegerse los ojos, habituados a la oscuridad.

Fuente: Excelsior

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar