Windows 11 ya está aquí. El rumoreado sistema operativo de Microsoft es oficial y llega con más novedades de las que se esperaban, aunque con un muchos rasgos continuistas heredados de su predecesor, Windows 10.

Los usuarios con copias genuinas de Windows 10 podrán actualizar gratuitamente al nuevo sistema.

Las actualizaciones a Windows 11 comenzarán a implementarse a finales de 2021 y continuarán en 2022. Windows Update se encargará de notificar a los usuarios de Windows 10 cuando la actualización esté lista para ser descargada e instalada.

Microsoft asegura que la «oferta de actualización gratuita» no tiene una fecha definida de caducidad, pero señala que quienes no tengan Windows 10 instalado deberán adquirir la correspondiente licencia para usar Windows 11.

El nuevo sistema operativo de Microsoft pedirá como base características de hardware presentes en casi todos los ordenadores de hoy en día.

  • Procesador de 1 GHz o más rápido con 2 o más núcleos compatible de 64 bits.
  • 4 GB de memoria RAM.
  • 64 GB de almacenamiento interno.
  • Tarjeta gráfica compatible con DirectX 12/WDDM 2.x.
  • Pantalla de al menos 9 pulgadas con resolución HD (720p).
  • Secure Boot.
  • TPM 2.0.
  • Conexión a Internet y una cuenta Microsoft para activar Windows 11 Home.

Si el ordenador no los cumple, no se podrá instalar Windows 11. Para facilitar el proceso, los usuarios pueden descargar PC Health Check de Microsoft para comprobar automáticamente su sistema.

Los usuarios de Windows 10 que deseen permanecer en ese sistema o que no puedan actualizar a Windows 11 seguirán recibiendo soporte y mejoras hasta el 14 de octubre de 2025.

En caso de tomar la decisión de actualizar a Windows 11, todos los archivos y programas deberían conservarse. Sin embargo, se recomienda realizar una copia de seguridad antes de iniciar el proceso de actualización.

Al igual que en versiones anteriores, si después de haber actualizado los usuarios no están conformes con el nuevo sistema, podrán volver a Windows 10 dentro de un período máximo de diez días.

Fuente: Hipertextual