Una filipina llamada Francisca Susano murió a los 124 años de edad y era la última mujer viva que nació en el siglo XIX.

Tal fue la impresión por su edad, que las autoridades confirmaron su muerte y el gobierno estatal de Kabankalan, Negros Occidental, publicó que su declaración oficial como la persona más vieja del mundo está actualmente validada por el récord Guinness.

Aún no se determina la causa, pero se dijo que no tuvo síntomas de COVID-19. “Lola”, como la llamaban, nació en septiembre de 1897, un año antes de que España cediera el control de Filipinas a los Estados Unidos.

Muere mujer a los 124 años de edad
En ese año se inventaron las bolas de helado y el algodón de azúcar, pero, ¿ella qué comía? La mujer dijo que posiblemente vivía tanto por su dieta vegetariana y no tomar alcohol. Tocaba la armónica todas las mañanas y aseguraba que eso mantenía sus pulmones fuertes.

“Lola siempre será nuestra inspiración y orgullo”, escribió el gobierno sobre la mujer que nació cuando William McKinley fue elegido presidente de Estados Unidos.

La segunda mujer más longeva sería Jeanne Calment, de Francia, que murió en 1997 a los 122 años de edad.

Fuente: La Razón