Científicos del Instituto de Investigación Messerli de la Universidad de Viena, recubrieron que los lobos tienen a reconciliarse podo después de pelear entre ellos, sin embargo, los perros no.

En un artículo publicado en la mesita Royal Society Open Science, el grupo describe su estudio de las manadas de lobos cautivos y los perros de un refugio de rescate y lo que aprendieron.

Los lobos viven en manadas y tienen a tener reglas de comportamiento, reveló el estudio. Existen reglas con respecto a la dominación, la alimentación, el apareamiento y aparentemente las reglas sobre cómo reaccionar después de una peles.

Los perros también se consideran un animal gregario, pero como también descubrieron los investigadores, perdieron la capacidad de no guardar rencor después de una pelea.

Para aprender más al respecto, los científicos estuvieron analizando a cuatro manadas de lobos y cuatro de perros, de los cuales, se dieron cuenta que los perros peleaban más cruelmente y se evitaban después de pelear, en lugar de reconciliarse, lo contrario a los lobos.

Con información de Grupo Milenio