El primer semáforo con la silueta de la muñeca Lele, se encuentra en el Centro Histórico de Querétaro y se tiene planeado instalar 76 semáforos para el mes patrio.

La conocida muñeca otomí «Lele» llega a adornar los semáforos de Querétaro para asimismo fomentar la cultura vial en el Estado.

De acuerdo con la agencia Xinhua en Español, el primer semáforo con la silueta de la muñeca «Lele» se ubica en el cruce de la calle Corregidora con 16 de septiembre, localizado en el Centro Histórico de Querétaro.

«La idea nace por una analogía con los semáforos peatonales de Berlín, donde se buscó un icono propio para la ciudad, que además de tener una funcionalidad turística, se enfocara en la seguridad vial», determinó en una entrevista Saúl Obregón, Secretario de Movilidad del Municipio de Querétaro.

En el video, la artesana Silvia Pascual recalcó que la iniciativa podría favorecer el aumento de la venta de las muñecas, pues la imagen reforzaría el símbolo cultural.

En el municipio de Querétaro se planea la instalación de 76 semáforos peatonales con la figura de «Lele» para el mes patrio, invirtiendo más de un millón de pesos, «El desarrollo de los dispositivos estuvo a cargo de Semáforos de México», anunció Saúl Obregón.

La muñequita otomí Lele, actualmente es considerada un símbolo de la mexicaneidad que recorre el mundo, fue creada en Amealco, Querétaro, en las comunidades de Santiago Mexquititlán y San Idelfonso Tultepec, la idea surgió después de que un grupo de artesanos se organizaran en una cooperativa.

En dicha cooperativa, los integrantes de origen otomí, se organizaron para impulsar la imagen de la muñeca Lele (que en otomí significa «bebé») por medio de redes sociales, haciéndolas virales y aumentando la demanda de su producción.

Cabe mencionar que Lele tiene su propio museo en Amealco De Bonfil, incluso fue declarada Patrimonio Cultural de Querétaro y Patrimonio Intangible de la Humanidad.

En la actualidad, la muñeca Lele es tan famosa que incluso hace un par de años recorrió el mundo, estuvo en Londres, China y Australia, representada en una muñeca gigante.

La producción de estas muñecas es completamente artesanal, por lo tanto, quien adquiera una de ellas tendrá la seguridad de que los lazos de colores vivos, su rostro, las trenzas, incluso el atuendo, han sido confeccionados por manos de artesanas y artesanos.

Las artesanas y artesanos también han comenzado a producir a la muñeca Lele en otras presentaciones como en aretes, cadenas, collares, accesorios y adornos.

En cambio, uno de los principales obstáculos para los y las productoras de la muñeca Lele ha sido el enfrentamiento a la excesiva producción china, ya que después de ver el éxito de la muñequita, decidieron comenzar a producirla en grandes cantidades.

Con información de El Heraldo De México.