Un total de 93.52 millones de mexicanos podrán votar en elecciones de junio

El Departamento de Salud y Hospitales de Nueva York comenzó esta semana a desplegar 3 minibuses para llevar hasta los indigentes de la ciudad la vacuna contra COVID-19 y otros cuidados de salud.

El personal médico se desplegó el martes en los barrios de Midtown, Upper West Side y Washington Heights, en Manhattan, donde administró la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson, después de que los reguladores federales de Estados Unidos aprobaran de nuevo su uso tras 2 semanas de pausa.

«Queremos que cada neoyorquino tenga lo mismo, las mismas oportunidades de vacunarse”, dijo al medio local Gothamist el director ejecutivo del Departamento de Análisis y Seguimiento de COVID-19 de Nueva York, Ted Long.

“Vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos, incluyendo conducir hasta el lugar exacto en el que estés”, agregó.

Cada uno de los vehículos tiene la capacidad de vacunar a unas 150 personas al día, mientras que los sanitarios que atienden a los pacientes también ayudarán a los indigentes tratando heridas o proveyendo cuidados de salud mental.

Asimismo, ofrecerán pruebas de COVID-19 y repartirán naloxone, el medicamento que se administra en casos de sobredosis de opioides para revertir sus efectos, puesto que las muertes por los excesos de estas drogas están aumentando en la ciudad, según cifras del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Los últimos datos de las autoridades revelan que un 52 por ciento de residentes de Nueva York (3.4 millones de personas) ha recibido una dosis de la vacuna anticovid, mientras que un 36 % (2.4 millones de habitantes) ya completó el proceso de vacunación.

En total, en la última semana el estado de Nueva York ha administrado 1,1 millones de dosis, de las que cerca de 220 mil se inyectaron el martes.

Con información de EFE