Redacción

Un pequeño de un año de nacido, falleció tras ser obligado a consumir thinner por su madre. La mujer llamada Elizabeth, le dio a la fuerza a beber el solvente a su hijo.

Los hechos ocurrieron en la zona norte del Estado de México, en Tultitlán y de acuerdo con los reportes, fueron los vecinos de la zona quienes reportaron los hechos.

En su declaración, los vecinos explicaron que escucharon llantos histéricos del bebé, por lo que decidieron ingresar al inmueble donde la mujer habitaba, pero encontraron a Elizabeth drogada, mientras que el pequeño sufría.

El menor fue trasladado al centro médico donde el personal de salud intentó auxiliarlo, lamentablemente no pudieron hacer nada y perdió la vida.

Los médicos determinaron que el bebé de un año cuatro meses de nacido, fue obligado a ingerir un solvente, lo cual le causó serias quemaduras internas.

Al momento, las autoridades siguen buscando a Elizabeth, pues huyó del hospital minutos después de que su bebé falleciera.

Con información de Expreso