Foto: Pixabay

Un estudio sobre la infertilidad tanto en hombre como en mujeres señala que es un problema que va en aumento y que, de no tomar medidas podría provocar que la humanidad sea totalmente infértil en el 2045. 

El estudio se realizó en el 2017 por parte de la profesora en medicina ambiental Shanna Swan, quien alertó por las cifras de infertilidad que se están registrando tanto en el sexo femenino como en el masculino, pues actualmente es un problema de salud que aqueja a millones de personas.

De acuerdo con el estudio la infertilidad es «una enfermedad del sistema reproductivo masculino o femenino definida por la imposibilidad de lograr un embarazo después de 12 meses o más, de relaciones sexuales sin protección”.

Ante la problemática, la Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que la infertilidad está afectando a millones de humanos que se encuentran en edad reproductiva; sus estimaciones indican que existen 186 millones de personas en el mundo con infertilidad. 

Pero estas cifras pueden ir en aumento, según lo estipula la doctora Shanna Swan.

En la investigación de infertilidad de la que formó parte Swan, se menciona que la cantidad de espermatozoides aproximadas se redujo en más del 50% en las últimas décadas. 

Por su parte Swan lanzó el libro Count Down (cuenta regresiva), en el que puntualiza las razones por las que los humanos están enfrentando más complicaciones en la procreación.

Dentro de su libro señala que hay una creencia en que la infertilidad se debe al retraso en la maternidad, así como en el estilo de vida, pero ella menciona que también se debe a factores químicos que afectan directamente la fertilidad de los humanos. 

La profesora Swan hace hincapié en que hay productos químicos que influyen en nuestro desarrollo humano y en nuestra salud en general, como los ftalatos, los cuales se utilizan en la creación de plásticos. 

Los ftalatos pueden ubicarse en los alimentos debido a los envases o plásticos en los que los almacenamos. Estos pueden disminuir la testosterona cuando llega a entrar en el cuerpo, provocando que los hombres tengan una reducción en sus espermatozoides. 

En tanto, las mujeres también se verían afectadas porque los ftalatos también ocasionan insuficiencia ovárica prematura, abortos espontáneos y nacimientos prematuros.

Tras un análisis de cifras y datos, la profesora Swan señala que la humanidad puede ser completamente infértil para el 2045, lo cual representaría una gran catástrofe. 

Frente al trágico panorama, Swan resalta que se deben tomar medidas al respecto y regular el uso de plásticos que nos afecta severamente.

Fuente: ADN 40