En la Copa del Mundo que se realiza en Tokio, las clavadistas Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez se ubicaron en el quinto lugar de la plataforma sincronizada, y a pesar de quedar fuera del podio, las deportistas se quedaron con el último boleto olímpico de los cuatro que se repartían en esta prueba. 

Las canadienses Caeli Mckay y Meaghan Benfeito se colgaron el oro con 305.94, y las británicas Lois Toulson y Eden Cheng la plata con 302.88. El bronce correspondió para las alemanas Tina Punzel y Christina Wassen con 292.86. 

Dichos países que se subieron al podio también lograron una plaza para estar en Tokio 2021, por lo tanto, ya solo restaba un lugar donde México y Rusia se disputarían ese boleto. El cuarto sitio fue para Pandelela Pamg y Mun Yee Leong de Malasia con 288.36, pero este país ya contaba con un cupo para la magna justa. 

Debajo de ellas se situaron las mexicanas con una puntuación total de 286.56, y las rusas Julia Timoshinina y Ekaterina Beliaeva con 286.26. 

Las mexicanas vinieron de menos a más luego de ubicarse en el tercer salto en el noveno lugar, pero ya en el siguiente comenzaron a mejorar posiciones, en tanto, las rusas desde la tercera ejecución comenzaron a perder lugares e incluso en su cuarto salto obtuvieron calificaciones de cinco. 

Así, México se quedó con un dramático boleto y asegurando por primera vez la participación de las cuatro parejas en unos Juegos Olímpicos. Ya solo a nuestro país le faltan cuatro lugares por conseguir en individuales para conseguir el objetivo de llevar equipo completo.

Fuente: Milenio