Las lluvias registradas a consecuencia de la tormenta tropical “Dolores” dejó varias viviendas dañadas lo que generó el traslado de una familia que se encontraba en riesgo ante la creciente de un arroyo ubicado en las inmediaciones de su vivienda.

La Policía Michoacán realizó el traslado de una familia integrada por dos adultos y cuatro menores de edad a un albergue ubicado en la cabecera municipal.

Ante las lluvias de este sábado, el personal policial implementó recorridos en zonas catalogadas como riesgosas, logrando ubicar a una familia que habitaba en las inmediaciones de un arroyo, lo cual representaba un riesgo inminente, toda vez que el nivel del agua continúa incrementándose.

Los efectivos policiales desarrollan tareas preventivas a fin de actuar de manera inmediata ante cualquier situación que represente un peligro para la población.