24.1 C
Morelia
viernes, 12 - agosto - 2022

Talento, derechos y perseverancia femenina con Eufrosina Cruz

-




*La también diputada presentó en Morelia su libro “Los sueños de la niña de la montaña”.

Una lucha que comenzó a sus 27 años con mayor fuerza, por el derecho para que los pueblos indígenas y las mujeres no sean considerados menores, es plasmado por Eufrosina Cruz Mendoza en su libro “Los sueños de la niña de la montaña”, el cual presentó en Morelia, y que de una historia personal, puede conectar con una universal de hombres y mujeres.

“¿Por qué decidí hacer un libro? Porque entendí que mi historia, es la historia de miles de mujeres en este país y de hombres también, que a veces por haber nacido en una situación adversa pues que te dicen, pues ya te fregaste, ¿no? Ya tú origen ya definió tu destino, y lo que yo trato de decir en este libro es que no, que nuestro origen no puede definir nuestro destino, que nuestro origen no puede definir nuestro sueño. A los 27 años quise ser presidenta municipal de mi comunidad”.

También podría interesarte: ”La calle de las sirenas”, el musical que aceptó la diversidad

Oaxaqueña de nacimiento, Eufrosina Cruz Mendoza se ha convertido en un referente nacional y mundial desde su lucha como mujer indígena para reclamar espacios de participación en las comunidades de su estado natal, que la han llevado a pisar foros internacionales, y a ser reconocida por la ONU, como una de los 100 liderazgos que han movido al mundo.

“Es un grito que también hago en el libro de decir, a ver, re aprende a vernos con los ojos, por eso te agradezco este espacio que va más allá de derecha, de izquierda, de centro, ¿me explico? Sino de que como sociedad re aprendamos a vernos con los ojos correctos que el primer lugar como mujer indígena no soy víctima, soy posibilidad, dos, no soy grupos vulnerables, porque desde la idea misma de grupos vulnerables pues ya te están jodiendo”.

Los usos y costumbres de los zapotecas también tienen que ser redefinidos y entendidos, asegura la contadora pública de profesión.

“¿Qué es el uso y costumbre? ¿Dónde termina el uso y costumbre? ¿Y dónde inicia ya la violación a los derechos humanos? Entonces dices a ver, espérense, el uso y costumbre no es la violencia, el uso y costumbre no es que las niñas se casen a los 12-13 años”.

Pero ¿cómo logró ir en contra de esas tradiciones de su pueblo, y no fuera casada a sus 12 años?

“Si esta niña decidió construir su propio destino a partir de los 12 años, decir no me voy a casar porque mi cotidianidad era lo que dictaba, pues las niñas de nuestro país también lo pueden hacer. Mi estado tiene 570 municipios, de los cuales 417 se rigen bajo la forma de usos y costumbres. Hace 15 años la palabra mujer no existía en más de 100 de ellas. Entonces a partir de ahí es que inicia esta revolución de decir a ver, espérense, ¿por qué yo no puedo ejercer un derecho humano que se supone que está consagrado en la Constitución de mi país”.

No fue sino hasta 2010 que las mujeres de la comunidad de Eufrosina Cruz Mendoza pudieron votar. Muchos hablan y dicen saber qué es lo que necesitan los indígenas, y pocas veces realmente se les da voz y voto, ahora ella es un ejemplo que puede decir realmente qué buscan o desean desde dentro. Pues Cruz Mendoza dijo, el escribir este libro fue mucho dolor que pudo externar, para seguir buscando que los pueblos indígenas estén en los espacios de toma de decisiones.

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!