¿Sopa de su propio chocolate a AMLO?
¿Sopa de su propio chocolate a AMLO?

Dicen las malas lenguas que tal parece que el presidente AMLO recibió una sopa de su propio chocolate al ser encarado por sus antiguos amigos los cuales ahora seguramente pasarán a ser adversarios.

Tras ser retenido este viernes por maestros de la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE) en Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, el presidente López Obrador dijo que no puede ser rehén de nadie y que se quedaría en la entrada de la VII Región Militar el tiempo que sea necesario.

En un mensaje transmitido en la conferencia matutina de este viernes, afirmó que un grupo de maestros de la CNTE de Chiapas le impidió la entrada a las instalaciones militares bajo la condición de atenderlos de inmediato y responder a sus demandas lo antes posible.

Sentado sin saber que hacer señal que se quedará ahí “el tiempo que sea necesario”, y que “no va a ceder ante chantajes de nadie”
Antes sus aliados, hoy AMLO descalificó a los profesores del ala democrática.

Sobre ello dijo “Hemos estado atendiendo a maestros, he hablado con la CNTE creo que en ocho, diez ocasiones; pero en el caso de Chiapas, y también en Michoacán, hay intereses creados en la dirigencia. Esto no tiene que ver con las bases del magisterio”.

El jefe del Ejecutivo federal detalló que respetará el derecho a la manifestación de los inconformes, razón por la cual no entró por la fuerza las instalaciones militares.

Lamentablemente suceden estas cosas. Yo no puedo someterme a un grupo de intereses creados.

Decidí permanecer aquí. No voy a entrar por la fuerza. No son verdaderamente muchos. Podría yo entrar y llevar a cabo la conferencia, pero decidí no hacerlo. Es como una protesta de mi parte para que estos grupos no abusen, respeten, porque esto que están haciendo es completamente ilegal, indebido mejor dicho”, argumentó.

Con una cara de desconcierto López Obrador pidió a las bases del magisterio chiapaneco a analizar la situación por la que pasó este viernes en Tuxtla Gutiérrez, y aseveró que tiene la consciencia tranquila con respecto a las acciones realizadas por su administración a favor de los maestros.

Hoy muchos analistas políticos señalaron que AMLO recibió su propio castigo pues este el México que el construyó y los que hoy no lo dejaron pasar con los mismos a quienes él apoyó con sus acciones radicales durante años.

Una sabía frase hoy de nuevo le viene como anillo al dedo a AMLO “quien siembra vientos, cosecha tempestades”.

Ni modo ya lo mordió la viborita feliz.