Columna

Sin protocolos

Sin protocolos

La legitimidad tiene límites.

Por: Luis Sánchez

Ante el anuncio de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto internacional de México; parece ser que el próximo gobierno tiene prisas por ejercer el poder y anuncia decisiones sin ninguna facultad legítima. Aún no está en funciones, por lo tanto no puede ejecutar ninguna acción.

Mucho se ha cuestionado la “consulta ciudadana”, la institución que debió organizar, la información que la ciudadanía conocía para elegir; y un sin fin de señalamientos que no consideraron ningún aspecto de la Ley federal de participación ciudadana. Así que por muy legítimo sea el presidente electo, no le da derecho de realizar una simulación. Además, contradice su famoso: “nadie por encima de la ley y nada fuera de la ley”.

Por qué no mejor esperar a tomar protesta como presidente y con toda legitimidad, con todas las facultades que otorga el poder ejecutivo, cancelar el NAIM con o sin consulta; tal vez con el argumento de opacidad, favoritismo y poca transparencia en las licitaciones a los contratistas.

Por ahora, se supone que a partir del 1 de diciembre se cancelará la construcción del NAIM. Digo se supone porque por ahora es un anuncio que se podrá ejecutar o no el 1 de diciembre. El próximo gobierno desgasta la esperanza y expectativas que 30 millones de  electores depositaron en el presidente electo.

Por lo general, a mitad de sexenio se puede hacer un balance de las decisiones y resultados del presidente en turno; para el próximo podría ser mucho antes.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar