Las malas lenguas

Silvano evitó la rechifla

Silvano evitó la rechifla

Dicen las malas lenguas que bien hizo el gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo en no presentarse a la toma de protesta del nuevo presidente municipal de Morelia, Raúl Morón Orozco porque así evitó la rechifla de los morenistas.

El pasado sábado Morón tomó posesión del cargo más importante entre los presidentes municipales de la entidad y entre los asistentes la ausencia de Silvano fue un alivio ya que el mandatario no es bien visto entre los seguidores de Andrés Manuel López Obrador, quienes jamás le van a perdonar a Aureoles Conejo que haya dicho que solo un retrasado mental pudiera votar a favor del entonces candidato a la presidencia de nuestro país y que a la postre se convirtiera en el ganador de la elección.

Lo que llama la atención es que un día antes Silvano se reunió con el hoy edil capitalino dónde le había prometido colaborar de forma cercana en favor de los morelianos y un día después decidió mejor no ir a enfrentar a los de Morena.

El que pagó los platos rotos fue el secretario de seguridad Juan Bernardo Corona, quien acudió en representación de Silvano Aureoles y al ser presentado en el evento nadie aplaudió su asistencia.

Silvano tendrá a su lado en los siguientes tres años de gobierno a quien seguramente será el candidato de Morena a sucederlo en el cargo y aún sin quererlo tendrá que apoyarlo de forma clara y decidida sino se quiere ganar el enojo de los morenistas quienes estarán atentos a cualquier simulación de Silvano.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar