¿Silvano a la cárcel?
Imagen Ilustrativa

Dicen las malas lenguas que estamos a horas de ver como perredistas y morenistas exhiben sus odios y rencores a pesar de que hace meses eran compañeros y amigos de lucha.

Hace unos días, en una conferencia de prensa cargada de insultos y descalificaciones, el eterno diputado federal del Partido del Trabajo, Gerardo Fernández Noroña, hizo pedazos al aún gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, de quien lo menos que dijo es que va a terminar tras las rejas.

El ex perredista y ahora legislador federal petista, aseguró que el mandatario estatal, desde su puesto, se ha enriquecido de manera “escandalosa”, lo que en un futuro tendrá consecuencias para el gobernador perredista.

“Ya ven que luego parezco visionario, desde hoy les digo: Silvano Aureoles va a acabar en la cárcel, es donde debe estar. Ha sido un traidor del pueblo» señaló Noroña, “y no por ninguna vendeta ni nada, no, sus niveles de enriquecimiento son verdaderamente escandalosos”.

También te puede interesar: Llegaron las campañas

Es una pena que un hombre surgido del corazón del pueblo, porque él es un hombre de origen humilde que hizo una hazaña, que tuvo la gran oportunidad de servir a Michoacán se haya servido (del erario del estado)”dijo el polémico hombre barbado.

Mientras son peras o manzanas, dicen que la declaración de Noroña enfureció a Silvano, quien recibió el consejo de sus colabores de ignorar por completo a Fernández Noroña.

Debe de ser el pueblo quien sea crítico con sus autoridades y en el caso de lo dicho por Noroña no debe de quedar como una simple declaración llena de odio en contra de quien es enemigo del actual presidente de México.

Por lo pronto Silvano debe de dar su postura sobre lo dicho en su contra ya que bien dice el viejo refrán que reza “el que calla otorga”

Ni modo, ya lo mordió la viborita feliz.