Señalan zitacuarenses fraude de Ixtláhuac ante privatización de clínica de hemodiálisis

-




Han estado anunciando la apertura de la clínica fantasma desde el 2023, pero esta solo tiene la fachada concluida, no está ni siquiera equipada.

Una de las 100 promesas de campaña de Antonio Ixtlahuac, actual edil de Zitácuaro con licencia, planteadas en aquel 2021 tiempo electoral, ha sido maquillada a desfortuna de los zitacuarenses, la ambiciosa “Clínica de hemodiálisis”, que atendería a pacientes con enfermedades renales, está a punto de ser entregada en comodato a particulares, a beneficio económico del ahora candidato, en busca de la reelección.

Fue un 3 de febrero del 2022 cuando Toño Ixtlahuac puso la primera piedra de lo que denominaba como “La primera clínica de hemodiálisis en Zitácuaro”, con domicilio en la colonia la Joya, sin mencionar en ningún momento cuánto costó realmente lo que ahora solo es solo un “cascarón”, pues desde diciembre del 2022 de su terminación hasta la fecha, no ha sido equipada ni abierta a la ciudadanía, solamente se han entregado tarjetas a cuentagotas, a manera de “burla” para aquellos que gastan hasta 5 mil pesos semanales en sus tratamientos.

Es bien sabida la gran necesidad en el municipio de contar con una clínica de especialidades, ante estadísticas de que el 40% de los enfermos renales se ubican en la zona oriente de Michoacán; De acuerdo con cifras del Censo de Población y Vivienda 2020 del INEGI, casi 5 mil 500 michoacanos viven con insuficiencia renal y se concentran entre Hidalgo, Maravatío, Zinapécuaro y este municipio, Zitácuaro.

Al menos 200 pacientes son tratados en Hidalgo ante la gran necesidad, mientras, la clínica con dirección en Av. Morelia, numero 109-A, codigo postal 61516 de la Colonia Lázaro Cárdenas, está sin usarse y a punto de ser dada en comodato.

Testimoniales en el municipio de Zitácuaro, compartieron la gran molestia de seguir esperando la apertura de la clínica desde hace más de 1 año y medio, alzando la voz para evitar que esta sea privatizada, mientras la lista de espera se va haciendo pequeña por la pérdida de vidas.

“Tenemos personas que ya no puede dar testimonio porque ya murió a falta del tratamiento que debió de haber recibido, desde hace mucho tiempo… la enfermedad de los riñones generalmente desgasta física, económica y mentalmente a las personas… nos emocionamos cuando pensamos que tendríamos por fin una clínica de nefrología donde habría uno o dos especialistas que pudieran tratar a estos enfermos”.

No hay atención, no hay esperanza de vida y no hay dinero para cubrir los gastos de los enfermos renales, fueron las palabras de a quien por anonimato llamaremos María; ella compartió que su mamá ahora está estable, es una enferma renal, pero conocidos de Zitácuaro no corren la misma suerte.

“Yo le pido al gobierno federal que tome cartas en el asunto y que por favor con este hospital no se lucre, tenemos mucha gente que necesita de estos especialistas para que puedan atender a sus habitantes, para eso se hizo… debemos pelear para que sea del sector público y podamos recibir el beneficio”.

Ante este tema, vecinos cercanos a la clínica también expresaron su molestia y tristeza al estar de frente a un gobierno que ha incumplido como todos los políticos de “100”-pre, sus compromisos.

“Yo creo que todo eso está mal porque todos tenemos entendido que esa parte era un área verde y a parte era de gobierno, precisamente para todas las personas que requieren de dinero, para poder asistir ahí… que la dejen así de gobierno para que no tengan que salir fueras a atenderse… es muy lamentable que prometan cosas que a veces no cumplen, este espacio ya tiene tiempo y quedaron que iba a estar lo más pronto posible y ve, todavía no tiene funcionamiento”, expresó una vecina del lugar.

“Ya urge que si la inauguren y la pongan a trabajar porque mucha gente se va hasta Morelia, Guadalajara, los mandan lejos y hay gente que realmente no tiene recursos económicos para poderse atender… que cumplan verdad porque ahorita que andan en campañas, hasta nos abrazan, nos besan, llegan al poder y se olvidan de la gente pobre”

“Todos esperamos que sea pronto porque mucha gente ya se ha ido… se nos dijo que iba a ser gratuita y pues ahora… se corre el rumor de que se va a privatizar, se supone es una obra para el pueblo, para cubrir las necesidades de la gente… cumplan lo que prometen porque la preocupación por el pueblo es importante, hay muchas necesidades”, destacó una comerciante.

La posibilidad de que esta clínica sea privatizada, se supo luego de la filtración de un documento desde el ayuntamiento, mismo que sería utilizado en sesión de Cabildo, en donde se lee el nombre del: “PRESIDENTE MUNICIPAL, LIC. JUAN ANTONIO IXTLÁHUAC ORIHUELA; LA SÍNDICA MUNICIPAL, LIC. MYRNA MERLOS AYLLÓN Y EL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO, LIC. EDUARDO ANTONIO SÁNCHEZ DE LAS MATAS GUERRERO, quienes entregarían a la C. SAMARA ESPINOSA SÁNCHEZ, ADMINISTRADORA ÚNICA Y APODERADA de una asociación civil el espacio de salud.

En el documento se aprecian los mismos datos de la dirección de esta clínica inconclusa, con las calles colindantes Esmeralda, Aguamarina, avenida Morelia y un callejón al sur, sin nombre, otorgando por un término de 20 VEINTE AÑOS al “CENTRO INTEGRAL DE HEMODIÁLISIS DE ZITÁCUARO, S.A. DE C. V.”

Sobre la problemática de los enfermos renales, conocimos el caso del esposo de Verónica García Paulin, él tiene el diagnóstico de insuficiencia renal crónica etapa 5, en este momento pasa por la necesidad de realizarse hemodiálisis seguidas, mismas que llegan a costar de 25 a 30 mil pesos; Zitácuaro no tiene nefrólogos ni clínicas de especialidad.

“Por ejemplo en el caso de mi esposo él ocupa 3 hemodiálisis a la semana, están entre mil 500 a dos mil pesos cada una y la diálisis nos sale en $400 y ocupa un cambio diario… si es necesario que en Zitácuaro exista una institución pública donde se apoye a bajo costo el problema de insuficiencia renal”.

Especialistas en nefrología arriban al municipio “de vez en cuando” y cobran $1000 la consulta, explicó Verónica, por ello, tienen que trasladarse hasta Hidalgo, Toluca o Morelia.

“Yo creo que se están engañando a los zitacuarenses porque todos teníamos la esperanza de que ese hospital se hubiese abierto meses atrás y no se ha hecho, nos dicen que porque falta mobiliario y después que se daría en comodato y que así el precio oscile en unos mil 200”, comentó.

Catéter a bajo costo, hemodiálisis y diálisis también, que se presten los aparatos, consultas accesibles, es lo que piden los enfermos renales y familiares, el deseo es que Zitácuaro cuente con un hospital pronto, que no sea “una promesa más”, sino que exista el respeto real a la salud y no la burla de instalar un elefante blanco más.




Síguenos en Google News para mantenerte informado: CB Televisión

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!