Nacionales

Según INEGI casi un millón de estadounidenses viven ilegalmente en México

Según INEGI casi un millón de estadounidenses viven ilegalmente en México

De acuerdo a INEGI viven en México más de 934 mil estadounidenses de manera ilegal.

De acuerdo a los resultados que arrojó la Encuesta Intercensal 2015 del Inegi, junto a los datos que ha emitido el Departamento de Estado de  los Estados Unidos, destaca que de ese año a la fecha ha ido en aumento el número de ciudadanos estadounidenses que trabajan y viven en México, hasta en un 37%.

De 2010 se ha venido aumentando año con año el número de extranjeros que viven en México, sobre todo estadounidenses. Del total, hasta 2015, solo el 42.6% contaba con la nacionalidad mexicana, pero lo que resalta es que los estadounidenses pueden vivir y trabajar sin ningún problema con las autoridades migratorias, que sólo se han enfocado en la detención y deportación de personas que vienen, sobre todo, de Centroamérica.

Ciudades como Tijuana, Juárez, o algunos destinos turísticos, como son las playas y San Miguel de Allende, tienen grandes concentraciones de estadounidenses que se han establecido en esos lugares, a pesar de no contar con la documentación migratoria necesaria.

Para 2015, de acuerdo a  Inegi, sólo 65 mil 302 estadounidenses tenían su documentación en regla ante el Instituto Nacional de Migración, sin que esto represente un problema para el resto.

La Secretaría de Gobernación en México tiene entre sus números, que entre enero y agosto de 2018 se han deportado 76 mil 329 centroamericanos, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador.

Luego de ver estas cifras, sería interesante conocer cuáles son los criterios para considerar “ilegal” o no a una persona que ha nacido en otro país, pues parece que es muy diferente la visión que se tiene en Estados Unidos de los mexicanos y viceversa, y en el propio territorio nacional sobre los nacidos en Centroamérica.

Según las declaraciones hechas por Aristoteles Sandoval, ex gobernador del estado de Jalisco, en el diario británico The Guardian, una de las mayores comunidades de expatriados estadounidenses en el mundo reside pacíficamente en las orillas del lago de Chapala, además de miles que viven en Guadalajara y Puerto Vallarta. Estas personas son una parte esencial de cada una de estas comunidades.

En ese sentido el portal International Living, especializado en buscar lugares para retiro, señala en su sitio web en referencia a nuestro país: “Un millón de americanos no pueden estar equivocados”. En dicho artículo destaca que un aproximado de un millón de ciudadanos de los Estados Unidos habitan en nuestro país y que en el encuentran un clima cálido, un ritmo relajado de vida, instalaciones médicas de alto nivel y un bajo costo de vida; todas ellas como características idóneas para que un jubilado desarrolle su vida en México. De la misma forma destaca los principales destinos de la migración americana a nuestro país, entre las que enlista:

  • El Lago de Chapala
  • San Miguel Allende
  • Puerto Vallarta
  • Baja California Sur (Todos Santos, Loreto, and La Paz)
  • Mazatlán
  • Huatulco
  • Puerto Escondido
  • Mérida
  • La Riviera Maya

Entre está población se encuentra Elaine Levin, experta en migración internacional, una de los miles de estadounidenses que emigraron a México hace 40 años. Ella ingreso legalmente a nuestro país, y ahora cuenta con la nacionalidad mexicana.

Y es precisamente ella quien ha señalado la importancia de este fenómeno migratorio.

“No ha habido problemas de integración aquí porque esto siempre ha sido parte de la historia de México, incluso los antepasados ​​de un candidato a la candidatura presidencial del Partido Republicano de 2012, Mitt Romney, vinieron a México como inmigrantes” señaló en una entrevista para BBC.

Sin embargo, no todos los casos de norteamericanos en nuestro país han terminado bien. Según cifras del Instituto Nacional de Migración de México, en los últimos años se ha deportado diariamente a un ciudadano americano a Estados Unidos aunque en el año 2014 hubo una ligera baja con 294 casos.

La mayoría de los deportados americanos son delincuentes prófugos de la justicia de Estados Unidos. Aunque también hay casos donde los estadounidenses, pese a que ingresaron a México con una Visa de Turista, se quedan a vivir más tiempo.

Un ejemplo es el caso de Brenda Long quiso dejar de lado el acelerado ritmo de Nueva York y tomó unas vacaciones en Playa del Carmen, las cuales se prolongaron 15 años. Ahora Brenda tiene 70, pero ya no vive en México, fue deportada.

Con información de: adn40 e Imagen Televisión

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar