Las malas lenguas

Otra de los policías de Morelia

Otra de los policías de Morelia

Dicen las malas lenguas que una vez más los morelianos están indignados con el actuar de los policías de Morelia y es que según un vídeo que circula en las Redes Sociales de nueva cuenta los uniformados realizan abuso policial en contra de dos indefensos ancianos.

La pareja de adultos de la tercera edad vendía frituras afuera de la Casa de Cultura, en el centro histórico de Morelia, cuando fueron detenidos y esposados por al menos 10 policías municipales.

Lo que preocupa es que una vez más los policías de Morelia son los protagonistas de agresiones a ciudadanos.

La Presidencia Municipal, defendió la actuación de los uniformados y en una tarjeta informativa establecen que los adultos agredieron física y verbalmente a los empleados del ayuntamiento. La defensa del gobierno morenista no dejó contentos a los morelianos según su postura, el gobierno municipal reitera su compromiso con la legalidad y el respeto irrestricto a la normatividad vigente, a fin de mantener libres calles y espacios públicos para el disfrute de morelianos y los turistas que arribarán a la ciudad para celebrar las fiestas patrias en el centro histórico, considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO”, informó. De si se va a investigar lo ocurrido hasta llegar a sus últimas consecuencias no se dice nada claro.

La autoridad no aceptó ninguna de las agresiones que se observan en el vídeo y únicamente se señala que “para salvaguardar el orden y la integridad de los trabajadores, se pidió el apoyo de la Policía de Morelia, quienes agotaron el dialogo para invitar a los comerciantes a que se retiraran, pues infringían la normatividad”. En el video, grabado por ciudadano que pretendía ayudar a los detenidos se observa que fueron esposados y posteriormente subidos a una patrulla.

Sean peras o manzanas nunca será bien visto por ninguna persona de bien que un grupo de ancianos son sometidos por un grupo de policías y son llevados como delincuentes cuando su único pecado fue vender papas en la vía púbica o ¿usted qué opina?

Ni modo ya los mordió la viborita feliz.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar