Muere tras ataque esposo de candidata
Muere tras ataque esposo de candidata

Dicen las malas lenguas que de nueva cuenta las elecciones en Michoacán se pintan de rojo y dejan al presidente AMLO mal parado ante la opinión pública del país.

Hace unos días López Obrador dijo que algunos medios de comunicación “magnifican” los atentados y homicidios de candidatos con el fin de “enrarecer” el ambiente rumbo a las próximas elecciones.
Al ser cuestionado sobre los casos registrados en los últimos días, entre los que se encuentra el asesinato de la candidata por

Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Moroleón, Alma Rosa Barragán, el mandatario señaló que el país atraviesa circunstancias especiales por la contienda política y los intereses que hay de por medio.

También te puede interesar: Alfredo Ramírez se desmorona

Lamentó los ataques que han ocurrido y envió sus condolencias a las familias de los aspirantes que han perdido la vida.
Hoy la triste realidad le da en la cara a AMLO quién a esta hora seguro ya se enteró del homicidio del esposo de una de sus candidatas.

El señor José Marcelino P., esposo de la candidata a presidenta municipal de Cuitzeo por la coalición PT-Morena Rosa Elia M., perdió la vida en un nosocomio luego de permanecer varios días internado tras un ataque bélico.

El pasado domingo por la noche la candidata y su esposo, así como integrantes de su comitiva circulaban en dos camionetas en dirección de la cabecera municipal cuando fueron agredidos por dos hombres armados que iban en una motocicleta.
Como resultado Marcelino resultó herido y fue internado de manera emergente a un hospital en la ciudad de Morelia.

Tras horas de agonía este día perdió la batalla debido a las heridas múltiples que recibió de proyectiles de arma de fuego.
¿Qué dirá Andrés Manuel López Obrador de este otro asesinato?
¿Seguirá diciendo que es amarillismo?
¿Se imaginan qué diría el presidente si fuera oposición y no presidente?
Al presidente le queda bien la sabia frase que dice “Un mentiroso nunca cambia, solo mejora su estrategia”
Ni modo, ya lo mordió la viborita feliz.