Las malas lenguas

¿Merecían morir así?

¿Merecían morir así?

Dicen las malas lenguas que el accidente en Tlahuelilpan en Hidalgo nos obliga a hacernos varios cuestionamientos.

¿Se lo merecían?, Definitivamente no.

¿Se lo buscaron?, Definitivamente sí.

Hoy en las redes sociales la población divide opiniones sobre el suceso, se hacen todo tipo de sentencias, burlas, perdones y memes del accidente que le cobró la vida a al menos 79 personas, mientras que otras 66 resultaron con diversas quemaduras que los dejarán marcados para siempre.

Hoy la pregunta es la misma ¿Por qué exploto el ducto? A todos nos debería de quedar claro que la gasolina líquida no explota al contacto con fuego, pero los vapores que generó la fuga, la presión residual del combustible y la falta de acción por parte de las autoridades que estaban en el lugar, pudieron abonar a la tragedia, según especialistas.

En lugar de memes deberíamos de saber cómo actuar para que esto no vuelva a ocurrir. La gasolina requiere evaporarse dentro de los motores de combustión interna para explotar y generar la energía que mueve al vehículo, pero la gasolina líquida no se incendia o explota al contacto con el fuego. Así que al aire libre también resulta complicado ver esta concentración de vapores, porque se dispersan con facilidad. Una explosión como la vista en Hidalgo pudo generarse porque en alguna zona muy cercana se generó algún fuego que contactó con los vapores.

La sociedad está dividida por la grave explosión y mientras miles ríen de la suerte de los muertos y fallecidos, para los habitantes del lugar el amanecer de esa noche no llega para su población y tal vez no llegue nunca. Sigamos condenando a quienes quizá por ignorancia pudieron ahora estar vivos.

Te podría interesar: Niña con quemaduras en 80% de su cuerpo, tras explosión en Tlahuelilpan

¿Se lo merecían? Definitivamente no.

¿Se lo buscaron? Definitivamente sí.

Ni modo ya los mordió la víbora.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar