Uncategorized

“Mejor ella muerta que nosotros en la cárcel”: Violadores de una joven

“Mejor ella muerta que nosotros en la cárcel”: Violadores de una joven

Desiree Mariottini, una joven italiana pudo haberse salvado de morir. Mientras estaba inconsciente, aturdida por una mezcla de drogas ingeridas, los violadores evitaron ayudarla: “Mejor ella muerta que nosotros en la cárcel”, gritaban a los que querían ayudarla.

Según consta en el informe policial recogido, en el grupo había tres mujeres, una italiana y dos extranjeras que frecuentaban regularmente el edificio ocupado de San Lorenzo. Sus testimonios reconstruyen lo ocurrido entre el 17 y el 19 de octubre.

Aún faltan otras tres personas que no han sido detenidas, un italiano y dos extranjeros, quienes participaron en la violación. El italiano fue quien suministró el cóctel de drogas a la joven para privarla “de la capacidad de reaccionar” y por lo tanto, reducirla “a un mero objeto de satisfacción sexual”, según escribe el juez en la petición de prisión para los ya detenidos.

Tras ser violada por un número indeterminado de hombres, le administraron “agua y azúcar, la pusieron en un sofá y la dejaron morir”, según recoge el informe.

El ministro del Interior, Matteo Salvini, confirmó el arresto de “un inmigrante clandestino”, localizado por la policía en la ciudad de Foggia, en la región de Apulia (sur), en las proximidades de un centro para inmigrantes, presuntamente huyendo de Roma al saberse perseguido.

Los investigadores tratan ahora determinar si hubo más sujetos implicados y qué papel desempeñó cada uno de los ya detenidos en el asesinato de Desiree Mariottini, la joven que fue drogada hasta la inconsciencia y violada por un grupo de hombres en uno de los edificios abandonados del barrio romano de San Lorenzo, donde murió en la noche del pasado 19 de octubre.

Te podría interesar: VIDEO VIRAL: Causa furor en redes al narrar su experiencia sexual con un duende

En los últimos días se han sucedido las concentraciones en el barrio de San Lorenzo, pidiendo justicia para la joven y eexigiendo que no se instrumentalice políticamente el suceso para arremeter contra los inmigrantes.

Mariottini tenía 16 años, era de Cisterna de Latina, a unos 50 kilómetros al sur de Roma, y desde el pasado agosto acudía al Servicio para las Drogadicciones del sistema sanitario italiano.

"Mejor ella muerta que nosotros en la cárcel": Violadores de una joven
Imagen Ilustrativa

Fuente: Atena 3

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar