Marcelo el padre de la Línea 12
Marcelo el padre de la Línea 12

Dicen las malas lenguas que, hoy los gobiernos de AMLO y de Claudia Sheinbaum se ven poco o casi nada consternados por la tragedia, tampoco han sido agudos en su petición de justicia para las 25 personas que murieron.

Sí Marcelo Ebrard fuera adversario del presidente de México, quizás ya hubiera recibido horas diarias de críticas, insultos y todo tipo de señalamientos en su contra, pero como es amigo personal de López Obrador la cosa cambia y a diferencia de sus rivales políticos AMLO dice que el tema no debe de politizarse y mucho menos acusar sin pruebas.

Hagamos un poco de historia.La Línea 12 del Metro de la Ciudad de México se concibió como la columna vertebral de los festejos por el bicentenario y centenario de la Independencia y Revolución mexicanas en la capital, pero la obra rápidamente perdió su tono dorado por el que sería identificada tras una serie de averías en su obra que se fueron presentando prácticamente desde su inauguración oficial, el 30 de octubre del año 2012.

El proyecto se pensó para conectar el suroriente con el poniente de la ciudad y fue el emblema del gobierno perredista del entonces mandatario capitalino Marcelo Ebrard Casaubón, quien en diciembre de 2006 anunció su construcción y después del levantamiento de una encuesta aplicada en julio de 2007. Ebrard determinó en ese año su trazo definitivo de 24.48 kilómetros de extensión.

Esta era la segunda línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) que se construyó con un sistema mecánico de rodadura férrea y hasta la fecha es la línea del Metro de más reciente creación, porque tanto los gobiernos de Miguel Mancera y Claudia Sheinbaum no anunciaron nuevas líneas del Metro en sus planes de obra sexenal y porque han preferido atender primero los fallos que se han ido presentado en otros tramos de la red general de este sistema.

La llamada “Línea Dorada, la línea del Bicentenario” se planeó para conectar Tláhuac al resto de la capital y transportar hasta 700,000 de personas cada día, pero entre 2016 y 2017 transportó un promedio diario de 450,000 usuarios y no está claro todavía de qué manera la pandemia de coronavirus afectó su afluencia y rentabilidad. Hoy es la sexta línea menos utilizada por los capitalinos.
La Línea 12.

Toda esa larga historia de impunidad y corrupción tuvo su desenlace critico la noche del lunes 3 de mayo de 2021 se conoció que una trabe de la Línea 12 del Metro no soportó más y colapsó, provocando el descarrilamiento y desplome algunos vagones del tren que en ese momento circulaba por las vías, matando, al menos, a 24 personas y aplastando vehículos que transitaban a pie de calle.

Les guste o no a los incondicionales de Morena, Marcelo Ebrard, es el padre de la Línea 12 aunque ahora con el respaldo del presidente se vea sereno y seguro de tener el cobijo de su jefe político.
Las palabras que utilizó Marcelo para condenar lo ocurrido se sienten vacías y poco sinceras.
“Lo ocurrido hoy en el Metro es una terrible tragedia. Mi solidaridad a las víctimas y sus familias. Por supuesto deben investigarse causas y deslindarse responsabilidades. Me reitero a la entera disposición de las autoridades para contribuir en todo lo que sea necesario”.

Prefiero la frase llena de rencor que les dedico a las actuales autoridades la señora Marisol Tapia, mamá de Brandon Giovanny, de 12 años de edad, quien perdió la vida en el desplome en la Línea 12 del Metro, quiere justicia para su hijo.
“Ojalá que pierdan lo que más quieren en la vida”.

Ni modo ya los mordió la viborita feliz.