Imagen Ilustrativa
Imagen Ilustrativa

Localizan cadáver de cura desaparecido en Coahuila

Nueve días después de haber sido considerado como desaparecido, fue hallado muerto Joaquín Hernández Sifuentes, presbítero de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en La Aurora, Coahuila.

Con él en lo que va del sexenio  han sido asesinados 16 sacerdotes, cinco laicos y un seminarista, además de que dos presbíteros continúan desaparecidos.

Desde el pasado 3 de enero se desconocía el paradero del sacerdote, pero la denuncia por desaparición se reportó hasta el día 6, debido a que no se sabía si estaba aún de vacaciones.

Ayer en conferencia de prensa, Raúl Vera López, obispo de la diócesis de Saltillo, confirmó el deceso del cura, cuyo cuerpo fue localizado semienterrado en un paraje del municipio de Parras de la Fuente, y dio a conocer que hay dos detenidos.

El prelado señaló que con base en las declaraciones de los supuestos implicados se sabe que “estas personas y el padre empezaron en un ambiente de camaradería en la casa parroquial y en un momento dado se suscitó algo que denominamos un conflicto, que desgraciadamente tuvo este final”.

Abundó que uno de los arrestados indicó a las autoridades dónde se encontraba el cuerpo del sacerdote. “Estaba muy superficialmente cubierto. Si no hubiera sido por una de las dos personas que intervinieron en el hecho hubiera sido difícil encontrarlo, porque (el cadáver) estaba escondido entre brechas” en un lugar de difícil acceso, agregó.

De hecho, por la tarde del jueves la Procuraduría de Nuevo León dio a conocer que los detenidos también llevaron a la localización del automóvil del sacerdote, el cual dejaron abandonado en la colonia Residencial Cuauhtémoc, del municipio de Santa Catarina.

Vera López destacó que continúan las investigaciones sobre el caso, por lo que aún no se sabe si los presuntos culpables “son personas conocidas… o pertenecientes a la parroquia”, tampoco el día exacto en que murió el sacerdote ni el móvil del homicidio.

Consideró que los sacerdotes, al igual que la sociedad, están expuestos al ambiente terriblemente descompuesto que padece el país. “No somos excepción, no vivimos en una cúpula de cristal”, dijo.

Se anunció que el próximo domingo Hernández Sifuentes será velado de las 12 a las 24 horas en la capilla del Seminario y el lunes será trasladado a la catedral de Saltillo en la que se oficiará una misa de cuerpo presente.

La Conferencia del Episcopado Mexicano en un comunicado señaló: “Estamos ciertos que el mal no vencerá y que la muerte no es el final del mensaje de amor y esperanza que trajo nuestro Señor Jesucristo y que encarnó en su vida ministerial el padre Joaquín”.

En Twitter, jerarcas católicos como Norberto Rivera Carrera y Eugenio Lira externaron su tristeza por el caso y ofrecieron su solidaridad con el obispo Vera López.

Con información de Milenio

NOTA RELACIONADA

unnamed (3)

Detiene SSP a 16 presuntos implicados en delitos y recupera 26 vehículos robados

  Como parte de los operativos para reducir índices delictivos en los municipios de la …

%d bloggers like this: