Insiste Silvano en descuidar al estado y prioriza temas político-electorales

-




A pesar de que Michoacán enfrenta severos problemas de inseguridad en algunas regiones, como Uruapan, considerada entre los 10 municipios más violentos del mundo, así como la falta de recursos para solventar las deudas que mantiene con el sector educativo, judicial y otros sectores, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, insiste en darle prioridad a problemas político-electorales.

A pesar de no estar dentro de sus facultades, parece que el mandatario emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se ha encaprichado, con un proceso electoral, en el cual su candidato, Carlos Herrera Tello no salió favorecido.

A través del área de comunicación, se informó sobre la queja que se interpuso de manera formal ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), por la violación a los derechos humanos y ciudadanos, así como por la discriminación y negativa del presidente de la República, de concederle una audiencia para tratar temas de suma importancia.

Esto, en el marco de una serie de protestas en su contra realizadas por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes a diario emprenden acciones en demanda del pago de tres quincenas, así como de bonos y prestaciones, al igual que integrantes del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Michoacán (SUTASPJEM), a quienes también se les deben dos quincenas.

También te puede interesar: Dinero federal para salario de docentes llega puntual; gobierno estatal debe pagar: Bedolla

Además de que a consecuencia de estos retrasos en los salarios magisteriales, ocasionaron que la mayoría de los alumnos de nivel básico no hayan iniciado con el ciclo escolar 2021-2022, ni de manera virtual, ni presencial, lo que ocasiona un rezago educativo, que se verá marcado en torno a la contingencia sanitaria por Covid-19.

Ante está situación, el mandatario afirmó que «esta es una cruzada por la defensa de la libertad ciudadana y por la seguridad nacional, yo le hago un llamado al presidente para que volteé a ver a Michoacán, porque no se trata de un tema de Silvano, estamos en riesgo de que la delincuencia gane cada vez más terreno y debilite la autoridad del estado, poniendo en riesgo la paz y el estabilidad de Michoacán”, enfatizó tras entregar el documento.

En su queja, dirigida a la presidenta de la CNDH, María del Rosario Piedra Ibarra, el gobernador expone la injerencia del crimen organizado en las elecciones del pasado 6 de junio de 2021; la terrible crisis de inseguridad que se vive en Michoacán y exhibe que la estrategia federal para combatir los índices delictivos de homicidio, secuestro, extorsión y narcotráfico, no ha rendido ningún fruto.

Silvano Aureoles afirmó que estos temas son asuntos de transcendencia nacional y que se requiere de la corresponsabilidad entre los Gobiernos Federal y el del Estado, mientras que los maestros demandan el pago de sus salarios, ya que muchos de ellos se han visto en situaciones de no tener ni para comer.

No conforme con dejar a 28 mil familias sin su sustento, además de abandonar al pueblo de Aguililla, Tepalcatepec, así como el descuido de municipios como Uruapan y Zamora, el Gobernador insistió en que continuará su cruzada: “yo no me voy a someter nunca y voy a decir las cosas como son, porque el país se encamina hacia el desastre total por las erráticas políticas en todos los frentes”.

Precisó que en su queja anexa las pruebas y documentos que demuestran la intervención del crimen organizando en las elecciones, así como de la persecución política de la que ha sido objeto.




Síguenos en Google News para mantenerte informado: CB Televisión

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!