Familia de Jessica tendrá que esperar 10 días más para reanudar juicio contra Diego Urik
Familia de Jessica tendrá que esperar 10 días más para reanudar juicio contra Diego Urik

Tras el cambio de abogados defensores de Diego Urik «N», presunto feminicida de Jessica González Villaseñor, autoridades difirieron la audiencia programada para este miércoles 24 de noviembre por 10 días, con la intención de que a la nueva defensa se le haga llegar la carpeta de investigación y la pueda analizar.

Al respecto el hermano de Jessica, Cristo González Villaseñor,  consideró este acto como una jugada más de la familia de Diego, por lo que las autoridades, dijo, parece que se defienden más los derechos del agresor que los de las víctimas indirectas.

Cabe destacar que esta es la tercera vez que cambia de defensa el imputado.

«Es una jugada más de esta familia feminicida, que está apoyando al presunto feminicida de altozano Diego Urik, definitivamente yo creo que es reflejo de como los únicos derechos que se protegen y que se están vigilando son los de él y están dejando a un lado y pisoteando los nuestros como víctimas indirectas al no poder acceder de manera pronta y espedita a la justicia»

Ante la solicitud, la representación de la Fiscalía General del Estado (FGE) por medio del Ministerio Público (MP) no generó ninguna oposición debido al considerar que es un derecho del detenido, ante lo que Cristo González, consideró una incongruencia  ya que cuentan con las pruebas para poderlo culpabilizar.

«Es ahí la incongruencia que existe, por eso siempre que la Fiscalía y la fiscal Verónica, que es la fiscal especializada en feminicidios en Michoacán, salen a decir que tienen todas las armas, todas las pruebas para poderlo culpar, es de alguna forma incongruente porque existen las pruebas… de alguna forma no se ha logrado, a pesar de tener todas las pruebas».

Finalmente, la familia de Jessica acudirá este jueves al congreso del estado para presentar ante los diputados una iniciativa que proponga una pena vitalicia para los feminicidas, que es lo que buscan para Diego, ya que 50 años, pena máxima que marca el Código Penal de la entidad, no son suficientes para la familia de Jessica.

«Consideramos que va a hacer la única reparación del daño que vamos a tener si consideramos la forma tan cruel y tan rápida que le quitaron la vida a mi hermana, se le arranqué la vida a este presunto feminicida y tan vez así  podamos tener una pena justa y una verdadera reparación del daño».