Estos son los santuarios a donde llegó la mariposa monarca

Estos son los santuarios a donde llegó la mariposa monarca

Redacción

La Mariposa Monarca, desde hace 41 años, ha encontrado un hogar en los bosques del centro de México entre los meses de noviembre y marzo.

La Reserva de la Biósfera (que lleva el nombre de este lepidóptero y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) está conformada por más de 16,100 hectáreas que comprenden los municipios de Contepec, Senguío, Angangueo, Ocampo, Zitácuaro y Áporo, en Michoacán; y Temascaltepec, San Felipe del Progreso, Donato Guerra y Villa de Allende, en el Estado de México.

Este magnífico fenómeno natural -donde millones de mariposas anaranjadas que recorrieron más de 8,000 kilómetros (desde el sur de Canadá y norte de Estados Unidos)- cubren los árboles de oyamel, pino y cedro para hibernar- es apreciable en cinco santuarios de estas entidades. Conócelos:

EN MICHOACÁN

Para llegar a los santuarios michoacanos, lo más recomendable es tomar el camino hacia el Pueblo Mágico de Angangueo, el cual colinda con el Estado de México, muy cerca de El Oro.

1. El Rosario El sitio de hibernación de la Mariposa Monarca se encuentra ascendiendo por la montaña a lo largo de aproximadamente dos kilómetros. El recorrido -que es posible realizar a pie o a caballo- se conforma de bosques de oyamel, pino y cedros, a una altitud de 3,200 msnm. Busca la ayuda de un guía local, pues además de llegar al lugar exacto donde viven estos lepidópteros, conocerás sus características y otros datos curiosos.

2. Sierra Chincua Para arribar a los enormes árboles llenos de mariposas es necesario ascender por llanos y montañas por más de 2.5 kilómetros. Durante el camino descubrirás parajes y tres miradores (con abismos y riachuelos) que te permitirán tomar fotografías sorprendentes. El santuario cuesta $35 para los adultos y $30 para niños (aproximadamente). Hay zona de comida típica y baños.

EN ESTADO DE MÉXICO

3. Santuario Ejido El Capulín Cerca de Valle de Bravo está el caserío El Capulín, desde el cual los visitantes pueden dejar sus autos para partir hacia el Cerro Pelón. El recorrido, de cuatro kilómetros, va acompañado de bellos paisajes de bosques de coníferas que conducen a esta elevación donde hiberna la Mariposa Monarca. Aquí hay renta de caballos, venta de antojitos y servicio de cabañas.

4. Santuario Piedra Herrada Este santuario está situado en las faldas del Nevado de Toluca, por lo que el paisaje está constituido por imponentes montes de más de 3 mil metros de altitud. En esta zona, la Mariposa Monarca advierte oyameles, especie de árbol que le proporciona las condiciones necesarias para crecer y reproducirse. Para llegar al santuario deberás caminar por espacio de 40 minutos en pendiente hasta introducirte en el bosque donde sólo escucharás el suave revolotear de las mariposas.

5. Santuario La Mesa A los pies de las montañas que separan Michoacán y Estado de México se halla este santuario, hogar de miles de mariposas monarca durante el invierno. En este paraje existe un parador turístico dotado con cómodas cabañas, restaurantes, miradores y senderos ideales para andar en bicicleta. También puedes rentar caballos y contratar servicio de guías para llegar al sitio donde se hospedan estos anaranjados insectos.

Fuente: México Desconocido