Esto es importante para ti que tienes hijos, las quemaduras son prevenibles
Esto es importante para ti que tienes hijos, las quemaduras son prevenibles

Las autoridades de salud pidieron a los padres y madres de familia evitar remedios caseros para la atención de quemaduras y acudir al área de urgencias del Hospital Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, para recibir atención oportuna y especializada.

José Antonio Ceballos Zarate, médico urgenciólogo pediatra y jefe de la unidad de Urgencias del Infantil, puntualizó: “las quemaduras son 100 por ciento prevenibles, siempre y cuando los padres mantengan vigilados a los menores y tomen todas las precauciones necesarias dentro y fuera del hogar”.

Explicó: “identificamos que tenemos ciertas temporadas en donde estas patologías se vuelven más frecuentes, estoy hablando de épocas navideñas, por las posadas, donde hay fogatas; así como septiembre, en fiestas patrias por los juegos pirotécnicos y los castillos”.

Mencionó que de las más frecuentes son por fuego directo (estufa, encendedores, cebollitas) y agua caliente, las cuales son divididas en primero, segundo y tercer grado de acuerdo a la lesión: uno, el porcentaje o la cantidad de quemadura que involucre al niño y, dos, la profundidad.

Ejemplificó: “las quemaduras de primer grado, como las solares que provocan piel roja, pero sin lesión son extensas, pero no se tienen que hospitalizar; segundo grado sólo se presentan ampollas (flictenas), son dolorosas y requieren atención médica; sin embargo, una quemadura de tercer grado, aunque sea muy pequeña se tiene que hospitalizar porque el grado de afección en la piel daña todas sus capas e incluso los tendones, músculo, nervios y a veces hasta el hueso”.

Asimismo, hay quemaduras muy severas, que provocan la pérdida de extremidades de alguna parte del cuerpo, provocadas por descargas eléctricas con voltajes mayores, para lo cual, la SSM cuenta con cirujanos plásticos capacitados en esta área, quienes realizan implantación de injertos y cuando la infraestructura es superada por el grado de complejidad, los menores son canalizados al Hospital de Quemados de Tacubaya, ubicado en la Ciudad de México.

Por ello, hizo hincapié a las y los padres de familia a evitar colocar yema de huevo, aceite, pomadas o algún otro remedio casero que pueda provocar alguna otra lesión secundaria o infecciones que pongan en riesgo la salud del menor.

De igual manera, invitó a prevenir accidentes evitando que los niños jueguen cerca de la estufa, los sartenes con los que se cocina procurar que siempre tengan los mangos hacia dentro, poner los recipientes con agua caliente fuera del alcance del menor, no comprar pirotecnia y alejar de los menores alcohol o productos flamables.