Nacionales

Escasez de agua potable obliga a pobladores de Chiapas a tomar dos litros diarios de Coca Cola, dice estudio

Escasez de agua potable obliga a pobladores de Chiapas a tomar dos litros diarios de Coca Cola, dice estudio

La población indígena Tzotzil se encuentra entre las más afectadas y, según el jefe del Departamento de Nutrición del Hospital de San Cristóbal de las Casas, Luis Alberto Ferrera, cinco de cada diez consumen refrescos a diario, lo que ha desencadenado altas tasas de obesidad y diabetes.

La escasez de agua potable ha obligado a los vecinos de San Cristobal de las Casas, en Chiapas, a saciar su sed bebiendo más de dos litros diarios de Coca-Cola, lo que ha disparado enfermedades como la diabetes y la obesidad.

Mientras la mortalidad a causa de la diabetes aumentó un 30 por ciento en Chiapas entre 2013 y 2016, para muchas personas en esta zona de México es más fácil y prácticamente igual de barato conseguir un refresco azucarado,que una botella de agua.

La población indígena Tzotzil se encuentra entre las más afectadas y, según el jefe del Departamento de Nutrición del Hospital de San Cristóbal de las Casas, Luis Alberto Ferrera, cinco de cada diez consumen refrescos a diario, lo que ha desencadenado altas tasas de obesidad y diabetes.

Coca-Cola produce en una planta embotelladora local, Femsa, y vende la bebida por todo el país. Un acuerdo con el Gobierno mexicano permite a esta planta extraer más de un millón de litros de agua al día.

La bebida está tan presente entre los habitantes de San Cristóbal de las Casas –adorna farmacias, restaurantes y hasta las entradas de los pueblos– que incluso se usa como ofrenda en ritos religiosos y como moneda de cambio.

Te podría interesar: Acusan a hondureño de abusar sexualmente de una menor migrante en baño de albergue

“Coca-Cola es una ofrenda para el trabajo diario y una ofrenda a Dios”, sentencia María López, una curandera indígena con base en Chiapas, que compara el refresco con el ‘pox’, una bebida maya hecha con caña de azúcar.

Rigoberto Alfaro, profesor de Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de Chiapas, comenta que “con la llegada de la Coca-Cola en botellas de vidrio, las comunidades (indígenas) lo vieron como algo místico, no solo por su forma sino también por su sabor”, y apunta que la población indígena la ha adoptado “como si fuera algo de los dioses, una bebida mágica”.

Fuente: REANayarit

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar