La selección mexicana de fútbol, tuvo una dura visita a El Salvador, en las eliminatorias mundialistas rumbo a Qatar 2022, pues no fue bien recibida en el Cuscatlán.

Desde su llegada el Tri no fue bien recibido, pues los aficionados salvadoreños se dieron cita en el hotel de concentración durante la noche, para no dejarlos dormir.

El encuentro fue como se esperaba con muchas faltas del equipo local y un mal arbitraje, además de una afición hostil y fuera de lugar.

A pesar de los golpes que recibían los jugadores mexicanos salieron a buscar el partido y al minuto 30 por medio de un cabezazo de Héctor Moreno encontraba el primero.

El partido fue bastante sucio, aunque con una expulsión injusta para el salvadoreño M. Jacobo, posteriormente Nestor Araujo se hacía expulsar de una manera inocente y ambos equipos se quedaban con 10 jugadores.

Cerca del final un grave error en la defensiva local le daría un penal a México que Raúl Jiménez cambiaría por gol, finalizando el encuentro 2 a 0.

Hay que señalar que en todo el partido la afición estuvo arrojando objetos al campo por lo que debería de existir un castigo por parte de la Confederación.