Gobierno

En cuenta pública, Morena votó en contra de emitir certificado de buena conducta en blanco, al gobierno de Michoacán

En cuenta pública, Morena votó en contra de emitir certificado de buena conducta en blanco, al gobierno de Michoacán

Lejos de transparentar el ejercicio, uso y destino de los recursos públicos, algunos actores políticos decidieron nuevamente dar la espalda a la sociedad, para aprobar una reserva del artículo 2 del dictamen de minoría de la cuenta pública del Gobierno de Michoacán del año 2017, con lo que prácticamente se alienta al ejecutivo a sostener la operación de un gobierno que tiene carencias, inconsistencias, omisiones, incumplimiento, irregularidades, falta de información consolidada -sobre todo en materia financiera-, y opacidad en términos generales. Y lo mismo aplica para el resto de las entidades públicas.

Franca, directa, Cristina Portillo Ayala, vice coordinadora de la fracción parlamentaria de Morena en el congreso local, dijo que hasta muy avanzada la noche del martes 30 de abril, lograron sostener el argumento de la razón, y de hecho fue posible retirar el dictamen de mayoría de la cuenta pública, porque era insostenible.

Sin embargo, aceptó que algunos legisladores, cambiaran el sentido de su voto, tras la reserva al artículo determinante del decreto, en el que prácticamente libera al gobierno de Michoacán de su responsabilidad en la entrega de una cuenta pública del año 2017, que, por supuesto, no se presentó en apego a la legislación aplicable y no refleja razonablemente la situación financiera de la hacienda estatal, del gasto público ni la evaluación al desempeño institucional y de los servidores públicos, debido a la carencia de información conforme a la legislación contable y financiera vigente.

Con ello, dijo, prácticamente se extendió un certificado de buena conducta, en blanco, al poder ejecutivo, y eso no solo es criticable sino profundamente riesgoso. La fracción parlamentaria de Morena, votó en contra, congruente con sus principios y valores.

Consideró que algunos integrantes de esta Septuagésima Cuarta Legislatura, le han dado la espalda al pueblo, pero eso tendrá un costo político elevado, y parafraseó: “El pueblo de Michoacán no es tonto. ¡Es tonto aquél que cree que el pueblo es tonto!”.

Cristina Portillo Ayala, prácticamente a la 1:30 de la madrugada de este miércoles 1 de mayo de 2019, abordó la tribuna con la representación de la fracción parlamentaria de Morena donde señaló: “Dicen los teóricos de la comunicación que, una mentira repetida al infinito, puede adoptar el carácter de verdad frente a una sociedad consumista posmoderna… pero no es así. La mentira, es mentira. El engaño es engaño. La omisión es omisión. Nosotros, en Morena, no podemos ser ni mentirosos ni omisos, y por eso no podemos ni vamos a aprobar una reserva al dictamen de minoría de la cuenta pública, que solo perfila una parte de la realidad, respecto al buen uso y correcto destino de los recursos públicos aquí en Michoacán, durante el año 2017”.

Esta decisión, además de dejar un precedente parlamentario que guía la conducta de Morena en el Congreso de Michoacán, debe entenderse como una referencia para que el Gobierno del Estado de Michoacán cumpla con la entrega de información de calidad, para poder dictaminar el ejercicio de recursos y la cuenta pública en general.

Refirió que los equipos técnicos y los propios diputados de Morena –e incluso de otras fuerzas políticas-, tras el análisis del Informe General e Individuales presentado por la Auditoría Superior de Michoacán de la Fiscalización a la Cuenta Pública de la Hacienda Estatal del Ejercicio 2017, concluyeron que existen elementos suficientes y competentes para dictaminar la cuenta pública de la hacienda estatal en el ejercicio fiscal de 2017.

Agregó que las evidencias presentadas por la Auditoría Superior de Michoacán son perfectamente claras y la conclusión es que la cuenta pública de 2017, no se presentó en apego a la legislación aplicable y no refleja razonablemente la situación financiera de la hacienda estatal, del gasto público ni la evaluación al desempeño institucional y de los servidores públicos, debido a la carencia de información conforme a la legislación contable y financiera vigente”.

De hecho, el órgano fiscalizador es determinante en su análisis: hay omisión, inconsistencias, incumplimiento, falta de información consolidada -sobre todo en materia financiera.; y opacidad en términos generales.

Cristina Portillo terminó: una de las premisas de esta Cuarta Transformación es justamente, la transparencia en todos los actos, y el combate a la corrupción. En el proceso electoral de julio pasado, quedó constancia absoluta del deseo de cambio, una exigencia que determinó el sentido del voto de más de un millón de michoacanos y michoacanas que lo hicieron a favor de Morena, lo que debemos entender como un reclamo de eficiencia, eficacia, orden escrupuloso, transparencia, y resultados positivos a la acción de gobierno.

Las y los diputados de la fracción parlamentaria de Morena entendemos esto y por eso actuamos en consecuencia. “¡Nada será a espaldas ni en contra de la sociedad michoacana! “¡No podríamos mentirnos a nosotros mismos ni a la sociedad, pasando por alto todos los atributos negativos del acto de gobierno, aunque ya sea un hecho consumado!”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar