15.4 C
Morelia
miércoles, 17 - agosto - 2022

Diagnóstico de diabetes: ¿cómo se mide la glucosa en sangre?

-





En los últimos años se ha incrementado el interés por el cuidado de la salud impulsado por
el acceso a la información médica. Uno de los temas más consultados en la actualidad es el
diagnóstico de diabetes, una patología que se caracteriza por los altos niveles de glucosa
en la sangre.
La detección temprana de la diabetes permite que el profesional de la salud recomiende un
tratamiento oportuno para prevenir otros problemas médicos a futuro.
Se estima que a nivel mundial hay alrededor de 537 millones de adultos con diabetes. Esta
cifra puede alcanzar los 700 millones para el año 2045, según la Federación Internacional
de Diabetes (FID).
En este sentido y en pro de que las estadísticas no tengan un mayor aumento, las
autoridades de salud han proporcionado pautas sobre cómo se diagnostica la diabetes.
Pero, antes es necesario hacer un repaso sobre el desarrollo de la enfermedad.
¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que se produce cuando la glucosa -o azúcar en la sangre-
es demasiado alta. La glucosa es la principal fuente de energía y se obtiene de los
alimentos y bebidas que se ingieren. El cuerpo descompone estos alimentos en azúcar y los
envía a la sangre.
Una vez ahí, la insulina (hormona producida por el páncreas) ayuda a que la glucosa llegue
a las células para ser utilizada como energía o se almacene para su uso posterior. Sin
embargo, cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza bien, la glucosa se
queda en la sangre y no llega a las células. Es entonces que se desarrolla la diabetes.

Foto: Pexels
En el caso de México, la diabetes es la tercera causa de defunciones, solo superada por el
COVID-19 y las enfermedades del corazón, según datos del Instituto Nacional de
Estadística y Geografía (INEGI).
¿Cómo se diagnostica la diabetes?
Las pruebas para el diagnóstico de diabetes se realizan por análisis de sangre. Su
detección oportuna es importante porque se evitan problemas de salud relacionados con
altos niveles de glucosa en la sangre, como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales,
problemas oculares, enfermedades dentales, afectaciones en los pies y daños en los
nervios.
Los profesionales de la salud, por lo general, utilizan un examen de glucosa sanguínea en
ayunas, un test en horario aleatorio, un estudio de tolerancia oral a la glucosa o bien, la
prueba A1C para diagnosticar la diabetes. En este caso nos enfocaremos en la última.

Foto: Freepik
Prueba A1C: ¿qué es y para qué sirve?
La prueba A1C, también conocida como prueba de hemoglobina glucosilada, mide el
porcentaje de glucosa en la sangre de los últimos dos a tres meses. Este examen de
laboratorio no requiere ayuno y se enfoca en la glucosa unida a la hemoglobina, proteína
que transporta oxígeno a los glóbulos rojos.
Con esta prueba también es posible identificar la prediabetes, condición médica que
aumenta el riesgo de desarrollar diabetes. De igual modo, se utiliza para evaluar la eficacia
del tratamiento en pacientes diagnosticados. El médico indicará la frecuencia con la que
debe realizarse la prueba A1C, pero normalmente se indica por lo menos dos veces al año.
En la prueba A1C la diabetes se diagnostica cuando los resultados arrojan un nivel mayor o
igual al 6.5%. Pero, aún si el nivel de A1C está entre 5.7% y menos de 6.4%, se dice que el
paciente está en el rango de la prediabetes.
En todo caso cabe recordar que cuanto más altos son los niveles de glucosa en sangre
mayor será la probabilidad de desarrollar complicaciones relacionadas con la diabetes.
Con esto en cuenta, ten presente que México alberga clínicas especializadas para la
prevención, seguimiento y tratamiento oportuno de esta enfermedad y laboratorios de
análisis clínicos con la última tecnología para realizar un diagnóstico de diabetes oportuno.

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!