Desarrollador de juegos: ¿empleo con futuro asegurado?
Desarrollador de juegos: ¿empleo con futuro asegurado?

En los últimos tiempos, han surgido nuevas oportunidades profesionales como consecuencia de la irrupción de las nuevas tecnologías. Esos empleos eran ciencia ficción para las generaciones pasadas, puesto que ni se imaginaban el papel tan fundamental que iba a tener todo lo tecnológico en el día a día de millones de personas.

Una de esas oportunidades laborales, sin duda, es la de desarrollador de juego o game developer, tal y como señala Tragaperras Web en un exhaustivo análisis. Pese a lo que podría pensarse, no todo es un camino de rosas dentro de esta actividad, ya que, aunque parezca que todo lo que rodea a los juegos es divertido y ofrece entretenimiento, nada más lejos de la realidad. Los creadores de este tipo de contenido están sometidos a un gran estrés y largas jornadas de trabajo antes de lanzar al mercado un nuevo producto.

Pese a que la sociedad generaliza el pensamiento de que esta actividad genera empleos estables, pero lo cierto es que la inestabilidad está a la orden del día, puesto que todos estos desarrolladores dependen muchos de determinados proyectos puntuales, no siendo el flujo de trabajo constante. Es un puesto que trae consigo una amplia movilidad, ya que puede implicar muchas horas de avión y viajes. Numerosos estudios están llevando a cabo una fuerte globalización de sus sedes como medida ante esta situación, para así poder ofrecer a sus trabajadores unas condiciones de vida algo más inalterables.

Todo ello desde el prisma del oferente, se puede contemplar efectos psicológicos adyacentes a la creación de sus producciones como se ha mencionado con anterioridad. El siguiente paso, una vez se tenga el producto finalizado es lanzarlo al mercado para que sean los consumidores los que valoren su valía.

Debido a la alta demanda de los juegos, son múltiples las preferencias y gustos que se pueden encontrar en el público potencial. Muchas personas, buscan títulos que tenga una parcela sentimental en su desarrollo, y que les ofrezcan muchas emociones a medida que van avanzando en la historia.

Debido a la amplia oferta, cada usuario puede encontrar en su establecimiento de venta, otras opciones que les trasladen a situaciones soñadas por ellos, como calzarse las botas de un futbolista profesional o tener entre sus manos el volante de un Fórmula 1.

La tecnología no se detiene, y por ende el desarrollo de juego tampoco. Estos productos cada vez serán más sofisticados y tendrán más detalles, por lo que se requerirán game developer cada vez más experimentados.