20.2 C
Morelia
martes, 16 - agosto - 2022

¿Cuál es tu excusa?, a sus 84 años doña Catita vende pan para no estar encerrada en su casa

-




Usualmente ver a personas de la tercera edad saliendo a la calle a vender algún producto, suele despertar muchas preguntas; ya que algunos son explotados por sus familiares; sin embargo, no todos lo viven así.

Este es el caso de la Señora Catalina Serrano con 84 años de edad, quien con su rostro lleno de arrugas, su pelo cano y sus manos algo entumecidas, sale todos los días a la calle para vender panques y tapiocas.

Y pese a que se le ha preguntado si es víctima de algún maltrato o es obligada por sus familiares, la realidad es que doña Catita, sale todos los días a ubicar su puesto sobre la Avenida Madero por una sola razón, y es que “no le gusta estar en su casa porque se aburre”.

“Ahora han sacado mucho de decirme, su hijo la regaña verdad, que si a fuerza a los regaños me hace venir; no eso nunca, nunca me ha regañado ni tendría yo que acusarlo de algo que no ha hecho; porque le digo que en la casa no me hayo no me hayo estar, cuando empecé a estar aquí venía todos los días que le dije pues a mi hijo que me dejara aquí todo el día, mi nuera empezó a decirle, ¿cómo va a estar todo el día allá viejo?; hasta que le dijo yo a mi mamá nunca la he visto sin hacer nada, si la obligamos a estar aquí se nos va a ir más pronto”.

Así, la señora Catalina, pese a su avanzada edad pasa los días contemplando todo lo qué pasa en la ciudad de Morelia y su alrededor, ya que eso es lo que la mantiene viva, puesto que ni en temporada de pandemia dejó de vender.

“Hay de todo, hay de toda la gente, de todos los criterios, le digo que yo siempre qué hay, la gente me da los billetitos, las moneditas, hasta niños que vienen y me dan unos dos o tres pesitos yo les digo, gracias mijito que Dios te bendiga y les digo yo, que todas las noches le pido a Dios por esa gente que desee que he empezado a vender aquí me ha socorrido con lo que sea; no pues yo salía, fue poco lo que sea y como sea pero yo prefiero estar aquí”.

Atendiendo con una sonrisa, y disfrutando cada día que la vida le regala, la señora Catalina aseguró que en muchas ocasiones la gente y los jóvenes buscan que todo sea fácil, cuando en realidad siempre requiere un esfuerzo.

También te puede interesar: ¿Ya sabes dónde encontrar a Emiliano Zapata y a Pedro Infante recreados en arte oxidado?
“Y decía mi abuelita, pues esta flojonaza esperaba que le mandaran los billetes y se los pusieran en la mano y decía ella, no, si hay que pedirle a Dios que nos socorra pero que él vea que uno le hecha todas las ganas al trabajo y eso Nunca se me olvida y lo he tenido siempre en mi mente”.

Así, doña Catita mantiene la alegría y disfruta cada día haciendo lo que más le gusta, que es salir a la calle para vender sus deliciosos panqueques y disfrutar las calles y momentos que la vida le regala día con día.

ÚLTIMAS NOTICIAS




×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× ¡Contáctanos!