Las malas lenguas

Con el agua hasta el cuello

Con el agua hasta el cuello

Dicen las malas lenguas a los habitantes de varias colonias de Morelia les ha llovido sobre mojado y ahora están desesperados por los problemas epidemiológicos que vendrán al bajar el nivel de las inundaciones.
A decir de los afectados los políticos han hecho poco o quizás nada para poderlos ayudar.

Las zonas bajas de la capital de Michoacán lucen dos días después de la gran inundación con restos de lodo, basura y material de construcción. Los vecinos dicen que dejar todo limpio les costará semanas de arduo trabajo para dejar todo limpio y así evitar infecciones.

La gran pregunta es saber que ocurrirá primero, si los vecinos se dan por vencidos y vendes sus propiedades para evitar perderlo todo en una noche de inundaciones o los políticos harán una obra de gran calado para evitar los eternos desbordamientos de ríos y drenes de la ciudad.

Parece que tendrá que ser lo primero, queda claro que las obras por debajo de la tierra no dan votos y nadie querrá apostarle a esos trabajos y por ello la única oportunidad de no inundarse de quienes saben la impotencia de tener sus casas con agua de drenajes será irse o sufrir lo de cada año.

Ni modo a las autoridades que no les importa el dolor de quienes se inunda ya los mordió la viborita feliz.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar