¿Cómo luciremos los humanos en 100 años?

¿Cómo luciremos los humanos en 100 años?

La más clara muestra de nuestra evolución como especie son las herramientas que hemos desarrollado para poder adaptarnos y sobrevivir en nuestro medio.

No obstante, estos sencillos utensilios que en el pasado podían parecer complejos (arco y flecha, caña de pescar) han sido sustituidos por sofisticadas máquinas y programas informáticos que nos permiten hacer cosas inimaginables: mejorar la estructura molecular de plantas y animales para nuestro beneficio, construir microchips capaces de procesar miles de datos, unir y adaptar sistemas externos al cuerpo humano que nos permiten sustituir partes del cuerpo o fortalecerlas.

Pero junto con estas nuevas posibilidades también surgen nuevos cuestionamientos: ¿es ético que el humano haga evolucionar su propio cuerpo?

Actualmente existen laboratorios como el Centro de Extremidades Biónicas, el cual se encarga de investigar y desarrollar tecnología que ayuda a los minusválidos que han perdido extremidades o incluso órganos.
La tecnología que utilizan en estos centros de investigación va más allá de lo que implica hacer una simple pierna o brazo de madera con la cual cojearías toda tu vida.

Las prótesis que los científicos de este centro desarrollan están diseñadas para insertarlas al hueso y conectarlas a cada músculo y tendón de la extremidad perdida para hacerlas funcionar como una parte “original”, o incluso más fuerte y resistente.

Si hoy ya somos capaces de hacer cambios en la estructura fundamental del cuerpo y unir máquina y humano como si fueran uno mismo, debemos preguntarnos hacia dónde queremos evolucionar como seres humanos y llevar a la humanidad durante los próximos siglos.

“Imaginen una prótesis de oído que te permita oír conversaciones específicas a cientos de metros de distancia, que te permita grabar o escuchar 360º a tu alrededor a la perfección. Ese es el tipo de tecnología al que nos acercamos peligrosamente con el mercado de las prótesis”, aseguró Juan Enríquez, presidente y CEO de Biotechonomy LLC, una empresa de inversión e investigación en ciencias biológicas.

Enríquez también sugiere que sin importar el rumbo que queramos tomar lo natural es que humanos y máquinas eventualmente nos unamos, de lo contrario, nuestro principal propósito, el que hasta el día de hoy nos mantiene vivos: sobrevivir nuestra propia extinción sería imposible.

Fuente: culturacolectiva.com

NOTA RELACIONADA

ac65cafa-a1b8-463e-adc7-176cc152497b

Sujetos ejecutan a una persona, menor de tres años resulto lesionada por bala perdida en Zamora

  Un sujeto que viajaba a bordo de un taxi fue ejecutado con arma de …

%d bloggers like this: