Opinión

Columna: Sin protocolo, “Yo no soy de aquí, pero tú tampoco”

Columna: Sin protocolo, “Yo no soy de aquí, pero tú tampoco”

Por: Luis Sanchéz

“Yo no soy de aquí, pero tu tampoco” Jorge Drexler.

Sí cada uno de nosotros revisamos nuestro árbol genealógico, podríamos descubrir que tras varias generaciones familiares hemos sido migrantes. Puede ser que esa migración generacional cada uno la tiene presente de distinta manera; incluso algunos hoy en día han emprendido alguna migración, por distintas razones pero de la única razón que todo migrante tiene en común es la de mejorar.

Los emigrantes centroamericanos (hondureños principalmente) que recientemente ingresó a México con el fin de llegar hasta Estados Unidos de América, puede haber varios motivos que orillaron a estas personas a salir de sus casas y dejarlas, pensando o no en que tal vez ya no volverán, porque su objetivo primero y último es cambiar su estado de vida.

Es lamentable la situación por la que pasa la caravana de migrantes centroamericanos, en la cual van personas de distintas edades, desde niños que tienen sueños por empezar, y padres que quieren que sus hijos realicen esos sueños. Los sueños que les ha negado los malos gobiernos. Gobiernos que niegan que exista un éxodo mientras las cifras e indicadores económicos se mantengan estables.

La travesía que han iniciado es y será larga, no sólo en la distancia que tienen que recorrer, sino los obstáculos legales que tendrán que libra para conseguir su objetivo. En México a pesar de la disposición del actual gobierno pudieron seguir en su travesía.  Y quienes dan un muestra de solidaridad son los pobladores de las comunidades y caminos por los cuales avanza la caravana.

Estoy convencido que las personas que integran la caravana migrante, son personas con la intención de cumplir sus sueños por el buen camino. De otra manera ya hubiesen realizado hechos vandálicos, desmanes o desorden en su escaso caminar por nuestro país. Nuestro gobierno debe de apagarse a los protocolos internacionales que ha suscrito en materia de derechos humanos y no olvidar, que se igual o peor manera son tratados los mexicanos que cruzan a Estados Unidos.

Las migraciones como ya lo dije, son consecuencia de distintos factores. En este caso, la asfixia política en estos países han provocado que busquen otro opción para vivir de forma distinta. Considero que antes de ejecutar alguna acción por parte del Gobierno actual o de hacer alguna declaración por el presidente electo, se debe de activar esos protocolos con los organismos internacionales.

En nuestro país hay una constante migración de regiones en condición paupérrima, de las que las personas salen en busca de trabajo, de mejorar sus vidas. Como diría Eduardo Galeano “son los nadies”, son personas que por muy poco hacen mucho y que pareciera que por mala suerte le tocó vivir de esa manera. A quienes me refiero son a los jornaleros agrícolas, esos que van de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán a otros estados como Sinaloa, Baja California, Jalisco, Zacatecas, entre otros. Y que en esos lugares son vistos como extraños, como si fueran menos personas, pero repito, hacen mucho por tan poco que se les reconoce.

Seamos empáticos con aquellos que se esfuerzan por lograr un cambio en sus vidas, cuando han decidido cambiar su casa sin más que su cuerpo y su nombre*.

*Pedro Guerra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar