Estrellita FuentesOpinión

Columna: La triste amenaza

Columna: La triste amenaza

Columna: La triste amenaza

Por: Estrellita Fuentes

En los días recientes la comunidad internacional se volcó por la lamentable pérdida del afamado chef y escritor Anthony Bourdain, así como de la diseñadora de modas Kate Spade. Ellos se unen a una lista de pléyades atormentadas que decidieron acabar con sus días, dejándonos al resto con la pregunta latente de ¿por qué? Pareciera un sinsentido que tomaran esa decisión siendo personas con fama y fortuna; pero no es tan simple. La depresión es un mal que aqueja a un importante número de personas, y en términos de política pública no se debería tomar a la ligera.

De acuerdo a los especialistas, lo procesos bioquímicos del cerebro literalmente pueden tomar por asalto nuestras emociones. Por ejemplo el Dr. Daniel Amen ha documentado a través de cientos de escáneres cerebrales cómo la geografía del cerebro se puede modificar ya sea por males congénitos, desnutrición, desbalance hormonal, el uso de drogas o alcohol, entre otras causas. En su obra señala que la ansiedad y la depresión no son el resultado de un mal carácter o una voluntad débil sino que en gran parte son el resultado de una disfunción cerebral, y que cuando se diagnostican y se tratan correctamente, la calidad de vida de millones de personas afectadas y sus familias puede cambiar drásticamente.

En México alrededor de 3 millones de personas padecen de depresión desde un nivel leve hasta crónico, y en los años recientes se ha convertido en una de las enfermedades top de las consultas en las instituciones de salud pública. Factores como la pobreza, la violencia, la inseguridad o el desempleo pueden detonar los cuadros depresivos, y llegan a agudizarse con el consumo de drogas como sucede con la población juvenil, por lo que si no son tratados a tiempo pueden desencadenar en algunos casos en suicidios. En las estadísticas nacionales las mujeres somos las más propensas a padecerlo, y los rangos de edad críticos oscilan de entre los 18 a los 35 años y continúa otro acento en el período de los 65 a los 70 años.

La depresión es una enfermedad incapacitante y así lo estipula la Organización Mundial de la Salud, ya que afecta las facultades físicas, intelectuales, emocionales y sociales, imposibilitando a las personas para realizar las actividades más comunes. De acuerdo a un estudio realizado por esta organización el país con los ciudadanos más deprimidos es Francia, con un 21%, seguido de Estados Unidos, con 19.2%, y Brasil, con 18.4%. Por el contrario, los países menos propensos a la depresión mayor son Japón y China, con 6.6 y 6.5%, respectivamente. México se colocó en el puesto 16 como una de las naciones menos deprimidos, con un 8%, por encima sólo de los países asiáticos.

Así que cuando tengamos ante nosotros a una persona deprimida, no lo cataloguemos como alguien que no tiene la voluntad necesaria para salir avante ante las adversidades, sino por el contrario, ofrezcámosle apoyo y asegurémonos de que reciba la ayuda profesional necesaria. La depresión es un mal moderno que se ha agudizado especialmente en México, y quienes la padecen muy rara vez podrían salir por si solas…

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar