OpiniónSalvador Fuentes

Columna: EL DE SILVANO AUREOLES, EL GOBIERNO DEL ‘YA MERITO’…!

Columna: EL DE SILVANO AUREOLES, EL GOBIERNO DEL ‘YA MERITO’…!

Por: Salvador Fuentes

Todo va el diminutivo: “Qué tanto es tantito”, “ya merito”, “falta poquito”, en “poco tiempito”…!
El caso es que entre transición de gobierno estatal y transición en el gobierno federal, años van y años vienen, promesas van y promesas renacen, y ya nada es igual, sino peor a como estaban antes. Michoacán no tiene ni debe tener la culpa de que los gobernadores de ayer y el gobernador de hoy, sean quienes sean, hayan sido víctimas del maximato federal, de donde proviene desde siempre el 95% de los recursos federales para obras y servicios en el Estado. El manoseo, el dispendio, la corrupción, ‘la licuadora’, el desvío de recursos entre los gobernadores en turno, eso es otra cosa. Siempre serán acusados pero nunca habrá un culpable, y, menos un gobernador michoacano en la cárcel acusado de ratero. El que actualmente purga prisión (Jesús Reyna García) desde hace varios años no está sentenciado y, además, fue confinado por una ‘tela-araña’ de complicidades políticas que saldrán a flote cuando quede liberado “ya merito”.
No. Repito que el de Silvano Aureoles Conejo, en Michoacán, es el gobierno del ‘ya merito’, porque cuando está por llegar a los tres de los seis años que le corresponden (aunque hace un año soñaba con llegar a Los Pinos), no solamente se quedó en el camino de sus ilusiones fallidas, sino porque habiendo sido fundador del PRD y haber pasado como líder en San Lázaro (diputados federales), el corazón le ganó y anticipó que votaría por el candidato del PRI (José Antonio Meade), quien también falló.
Hace días estuvo a saludar a AMLO con los gobernadores de la Conago, pero de poco o nada sirvió estrechar la mano del presidente electo (el miércoles le entregan su constancia), no sin antes haber extendido la mano ante la Secretaría de Hacienda para salvar a Michoacán de la crisis en la que se debate desde hace una década.
En realidad -y esto es un secreto a voces-, todos sabemos que difícilmente habrá nuevos recursos federales para Michoacán (al igual que para el resto del país) en lo que resta del año, porque ni se presenta aún, ni se aprueba el Presupuesto Federal para 2019; porque el gobierno de Enrique Peña Nieto ya va de salida y dio órdenes a su gabinete de iniciar el proceso de entrega-recepción bajo estrictas medidas de control; porque ni la Universidad Michoacana (UMSNH) tendrá nuevamente dinero para terminar este esjercicio (igual que hace un año), y porque en esa transición entre la despedida y pitos tricolores para el ‘joven maravilla’ de Atlacomulco y la impresionante llegada del mesías tabasqueño, Michoacán volverá a quedarse en el ‘ya merito’.
Así se quedará, por lo pronto, la Zona Económica Especial (ZEE), en el Puerto Lázaro Cárdenas; las instalaciones del nuevo Hospital Civily del Hospital Infantil de Morelia (que dicen que terminarán en enero); la ampliación del Centro de Convenciones de Morelia (obras paralizadas desde hace medio año y hasta hoy dicen que faltan 150 millones para la segunda de tres etapas); el Teatro Matamoros (convertido en un barril sin fondo y sin límites de corrupción): el túnel suburbano que supuestamente está terminado para comunicar a Morelia con Altozano (faltan ‘detalles’, infraestructura complementaria y servicios, así como los ‘papelitos’ para definir legalización y responsabilidades). Todo eso, y más, cuando también en la vieja Valladolid está por llegar el primer alcalde que lleva el nombre y la bandera de Morón y Morena al mismo tiempo (el edil se llama Raúl Morón, conste), ante un gobernador en declive político, económico y social, acaso, dependiendo del tradicional e inevitable…¡Ya merito…!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar