¿C5i la estafa maestra de Silvano?
¿C5i la estafa maestra de Silvano?

Dicen las malas lenguas que al C5i se le puede calificar como la estafa maestra del ex gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo.

Gracias a la información proporcionada por el nuevo gobierno estatal nos hemos enterado que en el C5i, fueron invertidos 5 mil 600 millones en su construcción, pero la realidad es que no opera en toda su capacidad y tiene grandes carencias; por ejemplo: tienen mil 160 cámaras de vigilancia sin operar y 744 pendientes de instalar. Además, también se instalaron en algunos municipios a pesar de no existir fibra óptica para su conectividad.

Al realizarse un recorrido por el edificio donde Silvano invirtió miles de millones de pesos, el director del C5i, Carlos Campos Coronel, explicó que no funcionan casi la mitad de los arcos carreteros instalados en Michoacán para tomar fotografías de placas vehiculares, ya que las pantallas se encuentran dañadas o apagadas impidiendo la visibilidad.

Campos Coronel también expuso que el edificio central carece de aire acondicionado, necesario para mantener la temperatura ideal de los equipos técnicos; además de que en temporada de lluvias se forman goteras y con ello, hay riesgo de afectación a los aparatos.

La obra se inauguró por Silvano Aureoles el día 18 de septiembre del 2019 y en aquel día, entre varias mentiras que ahora salen a la luz pública, se dijo que el C5i contaría con áreas como emergencias 911, denuncia 089, Policía Cibernética, de Investigación y Análisis, Sala de Crisis (para atender contingencias), Auditorio para Capacitación, espacios para autoridades de los tres órdenes de gobierno como la Guardia Nacional, Secretaría de la Defensa Nacional, Fiscalía General del Estado, Policía Federal y Policía

Municipal, además de un monitoreo de 18 mil 250 botones de emergencia. Hoy nos dicen que todo es una gran mentira y que hasta en duda está de seguir operando.

La obra que nos costó a los michoacanos casi 7 mil millones de pesos será auditada con lupa dijo Alfredo Ramírez Bedolla, quién además promete que no habrá impunidad y de comprobarse que se mal utilizó el dinero de los michoacanos y michoacanas los responsables enfrentaran a la justicia.

Lo malo es que ya ni se le puede preguntar su opinión a Silvano porque hace días que nadie sabe hacia dónde corrió.

Ni modo ya lo mordió la viborita feliz.