Morelia

A 9 meses del crimen de odio de parte de la Policía Morelia, poeta recuerda su relato

A 9 meses del crimen de odio de parte de la Policía Morelia, poeta recuerda su relato

Erik Moya, quien es egresado de la Facultad de Letras de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, recordó en exclusiva que el 27 de noviembre del pasado año 2017, fue agredido físicamente por elementos de la policía municipal de Morelia, al encontrarse en una denominada “Zona de Tolerancia” únicamente por confirmar sus preferencias homosexuales.

Lo anterior, mientras se encontraba en la colonia Tres Puentes dialogando con uno de los participantes en su investigación sobre el fenómeno del Crusing en Morelia, misma que después sería publicada como libro y que irónicamente, se enfocó en describir las anécdotas de los jóvenes pertenecientes a la comunidad LGBT en su búsqueda de parejas y relaciones casuales por medio de encuentros o recorridos en espacios públicos.

Sin embargo, esto, como denuncia Erik, es motivo de molestia continua para los elementos de la policía, quienes al estar pendientes de tales zonas de encuentro, acosan y atentan contra la integridad de los asistentes, violentando su derecho a la libre expresión y ejerciendo crímenes de odio.

“Un día camino a casa, pasé por una zona de cruising en Tres Puentes y fue cuando me encontré a uno de los chicos que había entrevistado para mi libro quien se encontraba con alguien más, pues me detengo a platicar y a los pocos minutos llegó la policía y nos retiramos del lugar porque teníamos miedo. La policía nos dice que por qué estábamos huyendo y nos preguntan por una chica, que supuestamente estamos violando, porque nos hicieron esa acusación, entonces, la chica nunca existió, la razón era que estaban acosando a la zona, a la comunidad, porque tenían conocimiento de que ahí siempre hay alguien, entonces nos suben a la patrulla, nos empiezan a violentar verbalmente y nos hacen preguntan sobre nuestra sexualidad y a raíz de esto que hago la declaración de que somos homosexuales fue que nos bajaron y nos golpearon por cerca de 2 horas”, acotó.

En este sentido, Erik, cuenta que en compañía de los otros dos jóvenes fue trasladado en vehículos oficiales hacia un terreno abandonado en las cercanías del Río y la Av. Michoacan y una vez ahí, atacado por más de 15 elementos municipales a golpes injustificados, hasta ser posteriormente abandonados a su suerte mientras se burlaban de su condición y de las consecuencias que a decir de los elementos fueron merecidas por sus preferencias.

“Nos daban patadas en el estomago muy fuertes, en costillas, en los brazos, incluso en la cabeza culetazos con las pistolas, durante mucho tiempo, más de dos horas”.

Por otro lado, cuenta el ahora ex universitario y actualmente profesionista, que a 9 meses de los acontecimientos, el proceso legal quedó inconcluso por impedimentos que pusieron las mismas autoridades y explica entonces, qué fue lo que en su caso lo motivó a denunciar, contrario a lo que decidieron sus conocidos.

“Yo denuncié y me animé por un sentido ético al trabajo que ya había estado realizando, simplemente porque el libro trataba de eso, paradójicamente yo voy a hacer la investigación y finalmente yo sé que iba a estar como en este riesgo, y pues hice la denuncia para tener una ética frente al trabajo de investigación que había hecho”, concluyó.

Cabe mencionar que el libro de Erik Moya, nombrado “Cruising Morelia” gracias a la labor de investigación que integró sus páginas y el sentimiento puesto en cada uno de los relatos de la comunidad LGBT y sus vivencias en la Capital Michoacana fue acreedor al Premio Nacional de Poesía LGBTTTI en el Estado de Zacatecas el pasado mes de mayo del presente año, dejando en claro, que los acontecimientos en silencio no son valorados y aquellos que alzan la voz, de alguna manera, son escuchados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Cerrar